La guerra más inteligente se libra en este museo del ajedrez

Entre los tableros expuestos hay muchos con motivos abstractos. Foto: Museo de Piezas de Ajedrez

La guerra más inteligente se libra en este museo del ajedrez

En uno de los barrios más llamativos de Róterdam se encuentra el mayor museo de ajedrez del mundo, con 30.000 piezas del juego-ciencia

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/05/2020 - 12:15h

En Róterdam hay un barrio con viviendas que parecen de un cuento infantil: son las Casas-Cúbicas, estructuras geométricas inclinadas a 45 grados. Y allí se encuentra uno de los sitios más curiosos para los amantes de los pasatiempos: el Museo de Piezas de Ajedrez.

Este museo privado abrió en 2006 gracias al afán coleccionista de Ridder Dijkshoon, que llegó a atesorar nada menos que 30.000 piezas pertenecientes a 928 juegos. Y su patrimonio sigue creciendo.

Atentos a los detalles

En la interesante arquitectura de la casa se despliegan anaqueles por todas las paredes donde cada pieza (excepto los peones, claro) es diferente, lo que lleva a que cualquier visita programada en una hora se extienda mucho más tiempo del esperado.

Los 928 juegos de ajedrez pueden ser de motivos abstractos, históricos o de figuras de la cultura popular, como Star Trek o Harry Potter

Lo interesante es que Dijksoon no es jugador. Su pasión pasa por atesorar piezas y tableros donde cuenta la originalidad para reconvertir las clásicas figuras de torres, reyes, caballos y peones en toda clase de piezas.

Mozaiek Gaudi Foto Museo de Piezas de Ajedrez

Juego inspirado en la arquitectura de Gaudí. Foto: Museo de Piezas de Ajedrez

De hecho, indica a la publicación Discover Benelux, los jugadores prefieren competir con las piezas clásicas: si las figuras son diferentes pierden la concentración.

Arte y ciencia

Allí se pueden ver piezas de motivos abstractos o artísticos (como unas curiosas creaciones basadas en el estilo de Piet Mondrian o el diseñado por Josef Hartwig en la escuela Bauhaus), figuras folclóricas de diferentes partes del mundo, otras que parecen soldados de plomo de guerras napoleónicas y romanas, y muchas históricas.

[Para leer más: Róterdam, capital de la arquitectura de vanguardia]

Entre estas se encuentran unas piezas de porcelana del siglo XIX hasta las más antiguas, de un juego hallado en Escocia y tallado hacia el año 1000.

Snoopy Foto Museo de Piezas de Ajedrez

Hasta Snoopy y sus amigos juegan al ajedrez. Foto: Museo de Piezas de Ajedrez

Pero las que más atraen a las miradas son las figuras de películas y series de la cultura popular, como The Simpson, Harry Potter, Star Trek (que fueron popularizadas en The Big Bang Theory), South Park o de Disney.

Los materiales son tan diferentes como la variedad de figuras. Hay juegos de madera, marfil, acero, vidrio, plástico, corcho, etcétera.

El libro Guiness pone pegas

Además cada año Dijksoon busca motivos para incrementar su colección porque organiza un concurso de diseño, donde participan desde aficionados al juego-ciencia hasta diseñadores industriales.

El ajedrez más antiguo es de un juego hallado en Escocia, que fue elaborado hacia el año 1000

Cualquiera puede pensar que esta inmensa colección de piezas merece estar en el libro Guinness de los Récords. Pero los registradores exigen que además de las piezas también tiene que tener el tablero, lo cual en la mayoría de los casos no existe, indica el fundador del museo.

USB Foto Museo de Piezas de Ajedrez

Tablero con conexiones USB. Foto: Museo de Piezas de Ajedrez

Aunque actualmente el museo está cerrado, desde su web es posible explorar el universo de soldados y figuras geométricas que se preparan para combatir en un terreno de 64 casilleros, que no siempre son blancos y negros.