Nueva York lleva el arte post-pandemia a sus parques

El Parque Sócrates se erige como una opción ideal para descubrir arte con las medidas de prevención. Foto Socrates Sculpture Park

Nueva York lleva el arte post-pandemia a sus parques

El Parque Sócrates exhibirá nuevas esculturas de gran formato, una alternativa para ofrecer programas de arte sin temor a contagios

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

02/06/2020 - 13:20h

Con los museos cerrados y las galerías de arte que no saben cuándo volverán a abrir, el arte en Nueva York se traslada a los parques. De todos ellos, el que mejor se prepara para el regreso a la nueva normalidad es el Parque de Esculturas Sócrates, en el barrio de Queens, que espera recibir a 14 nuevas esculturas para renovar su propuesta artística.

Este parque fue creado en 1986 por el escultor Mark di Suvero en un antiguo basurero frente a un ramal del East River, un punto que los habitantes de Long Island City querían evitar a toda costa.

El mayor parque de esculturas

Con un área de dos hectáreas, es el parque con obras de gran formato de mayor tamaño en Nueva York. Mucha de ellas son temporales, que se renuevan cada año para dotar de diversidad a su propuesta cultural.

El Parque Sócrates es el mayor parque de esculturas al aire libre de Nueva York. Por allí han pasado 1.000 artistas en tres décadas

Alrededor de 1.000 artistas han presentado sus creaciones en los 30 años de historia del parque.

Into the Ground Foto Socrates Sculpture Park

'Into the Ground', una de las obras del Parque Sócrates. Foto Socrates Sculpture Park

El lugar ideal para descubrir arte

Para este año sus autoridades habían lanzado una convocatoria para contar con nuevas obras de arte, y que en vistas de las medidas de prevención, le dan alas para que los amantes del arte puedan contemplar nuevas obras manteniendo la reiterada distancia social.

[Para leer más: Este parque de Nueva York sabe cómo mantener la distancia social]

La primera etapa se pensaba inaugurar el 16 de mayo, pero debido al cierre por el coronavirus quedó postergado para una fecha a determinar en el verano.

Foto Socrates Sculptures Park

Los artistas siguen creando sus obras. Foto Socrates Sculptures Park

Las primeras esculturas que se verán en el parque Sócrates coinciden en dar voces a los colectivos sociales minoritarios de la sociedad estadounidense.

Homenaje a minorías sociales

Por ejemplo, la obra que presentará Jeffrey Gibson es una pirámide de 3,7 metros cuadrados que recuerda a las levantadas por los pueblos nativos del Misipipí.

Gibson Foto Socrates Sculptures Park

Boceto de la pirámide que realizará Jeffrey Gibson. Foto Socrates Sculptures Park

Pero lo llamativo es que sus paredes no será de adobe, como las de aquellas culturas, sino de afiches y pósters del activismo de varios colectivos, desde los que reivindican las raíces indígenas hasta los que buscan la igualdad de derechos para la comunidad LGBTI.

Las nuevas esculturas del Parque Sócrates son un llamado a la discriminación de minorías como las comunidades nativas, la afroamericana y los inmigrantes

Otra obra es la de Paul Ramírez Jonas, llamada Llama eterna. Aquí la idea es ironizar sobre los monumentos dedicados a militares caídos, y recordar que muchas comunidades inmigrantes se unen en torno a la comida.

Así creó una especie de monumento conmemorativo cuya base inferior son cuatro habitáculos similares a barbacoas.

En el caso de la obra de Xaviera Simmons, cobra una gran actualidad estos días de disturbios por la violencia policial contra los afroamericanos.

Rivera Foto Socrates Sculptures Park

Propuesta de Xaviera Simmons para criticar la discriminación social. Foto Socrates Sculptures Park

Su obra Sin título 2020 es un cenotafio en el que se citan documentos históricos y normas gubernamentales que perpetúan un esquema de discriminación, dicen las autoridades del Parque Sócrates.

Las que llegarán

Para septiembre se espera la llegada de otras diez esculturas de gran formato, cuya selección de artistas ya fue realizada pero de la que todavía no se confirmaron los nombres.

Y para octubre será el turno de Socrateens, un programa educativo para adolescentes que elaborarán una escultura que representará a la nueva generación de artistas.