Las nuevas tecnologías fastidian a los guías turísticos

La tecnología presenta nuevos retos a los guías turísticos.

Las nuevas tecnologías fastidian a los guías turísticos

El incesante uso de móviles y la fiebre por los selfies alteran el trabajo de los guías, que tienen que reciclarse a marchas forzadas

Juan Santiago Castro

BARCELONA

05/03/2018 - 20:05h

Los turistas que recorren las ciudades y puntos turísticos del mundo tienen cada vez más exigencias, y en gran parte estas son promovidas por los adelantos tecnológicos. Este cambio en el perfil del viajero ha hecho que el sector turístico deba actualizarse al nuevo público, y sobre todo, los guías turísticos tienen que reciclar su trabajo a las nuevas exigencias.

Una consulta revelada por el portal de turismo gastronómico Wine Tourism Spain reveló que el gremio de los guías locales se enfrenta a varios desafíos desconocidos hasta hace solo diez años.  

Pese a que la gran mayoría de guías que fueron consultados se muestran contentos con el aumento de turistas, coinciden en que su labor se hace cada vez más difícil y competitiva.

Guías vs apps

La información inmediata a la que acceden los turistas a través de sus móviles, los distintos gustos a la hora de recomendar un restaurante a un mismo grupo, o la larga espera causada por los turistas fanáticos de los selfies, son solo algunos de los requisitos a los que deben adaptarse los guías.

“Se ha hablado mucho del cambio en el modo de reservar viajes y el papel de las agencias online multinacionales, pero se sabe muy poco de cómo los guías locales tienen que hacer frente a turistas que tienen la información en sus dedos a cada instante”, comenta Luis Lechuga, gerente de Wine Tourism Spain.

Wine tour
Guía turístico de Wine Tourism Spain. 

Según el tour operador, son cada vez más los clientes que viajan con aplicaciones de móviles especializadas en vinos. Muchos turistas, que hacen alguno de los recorridos enológicos, antes de catar un vino ya han descargado una fotografía de la etiqueta, conocen su precio medio, y ya tienen la valoración de otros usuarios.

“Al principio resultaba un poco molesto”, explica Raúl Buendía, guía de Wine Tourism Spain, “pero es una tendencia imparable y hay que entender a los clientes, que están rodeados de información continuamente. ¡No podemos esperar que lleguen a un tour y desconecten y cambien sus hábitos de repente!”.

Las valoraciones

Las calificaciones en webs como Tripadvisor son otro elemento que cada vez tienen más en cuenta los guías, aunque el tema de las valoraciones no les preocupa tanto como a los restaurantes u hoteles.

“El servicio de un guía es normalmente la parte más humana y local de un tour o una excursión y parece que nos ensalzan; mientras que pueden al mismo tiempo criticar a un restaurante al que los hemos llevado”, asegura Miguel, guía en la ciudad de Barcelona.

Los hábitos alimenticios también influyen

Según un estudio de Ipsos en Reino Unido, el número de veganos en ese país creció de 150.000 a 542.000 personas en los últimos 10 años, lo que representa un 1% de la población; cifras que son una constante en casi todos los países occidentales.

tour Sagrada Familia lg
En los grupos de turistas se puede encontrar gente con distintos gustos en gastronomía o con diestas restrictivas. 

El público healthy food o con dietas restrictivas son uno de los que más crecimiento tiene en España; pero lejos de ser un problema, se trata de una oportunidad para las agencias enfocadas en la personalización y la calidad del servicio.

Es posible que en un mismo tour los guías locales puedan encontrarse con personas veganas, celíacas, alérgicas al marisco y con dieta kosher; por lo tanto es importante que se esté pendiente de opciones para todos.

selfie
Dentro de las visitas turísticas ya hay un margen de tiempo dedicada a los selfies y las fotos. 

Selfie time

Una de la tendencia con más adeptos entre los turistas es la moda selfie o la búsqueda de la foto perfecta. “La fotografía siempre ha estado allí. Lo que han cambiado son dos cosas: la posibilidad de hacer miles de fotografías digitales sin que implique un gasto y la oportunidad de compartirla con amigos y seguidores en redes sociales. Ambas cosas juntas hacen que en ocasiones haya que poner un poco de límite al tiempo que se pasa buscando rincones”, afirma Mikel, guía turístico de San Sebastián.

Estos adelantos tecnológicos y tendencias de vida han hecho que el trabajo de los guías locales haya evolucionado de manera vertiginosa en menos de una década. Una adaptación a la que debe someterse este sector del turismo cada vez más competitivo, donde los guias que trabajan por propinas con los free tours se apoderan del mercado.