Ocho edificios que renacieron de las cenizas

El Puente Viejo de Mostar, en Bosnia-Herzegovina, fue reconstruido tras su destrucción en 1993.

Ocho edificios que renacieron de las cenizas

Como sucedió con Notre-Dame, muchos edificios históricos fueron víctimas de tragedias que los derrumbaron. Pero volvieron a levantarse

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/05/2019 - 14:00h

Pocos días después del incendio de la catedral de Notre-Dame se habían recaudado más de 600 millones de euros para su reconstrucción, proceso que el presidente francés Emmanuel Macron instó a que se haga en cinco años.

No es la primera vez (ni será la última) en que un edificio de alto valor histórico renace tras su destrucción. De hecho en Notre-Dame su estructura quedó en pie, pero en el caso de estos edificios quedaron reducidos a escombros.

[Para leer más: París convoca a la reconstrucción de Notre-Dame]

Sin embargo, como un ave fénix de la arquitectura y la historia volvieron a resurgir de sus cenizas.

Catedral de Reims

La catedral de esta ciudad de la región de Champagne es tan antigua como Notre-Dame. Y pasó por varias tragedias en su vida. Fue destruida por un incendio y reconstruida en 1210, fue aún más dañada por un sitio inglés en la Guerra de los Cien Años, y vuelta a ser presa de las llamas en 1481, que se apoderó de su estructura, el campanario y el techo.

Chevet cathédrale Reims

La Catedral de Reims fue destruida y vuelta a construir en varias oportunidades

En la Primera Guerra Mundial fue bombardeada por las tropas alemanas, que dañaron gravemente su fachada y los pilares de la estructura. Pero fue reconstruida una vez más y desde ese entonces sigue abierta a los fieles.

Castillo de Hiroshima

Cuando la bomba atómica cayó sobre Hiroshima no quedó casi ningún edificio en pie. Sólo sobrevivió la Cúpula Genbaku, que se conserva en ruinas como un monumento a la paz.

Hiroshima castle 2

Entre los edificios históricos que fueron arrasados está el castillo que tenía 500 años de antigüedad. Hubo que esperar 12 años hasta que el gobierno de Japón iniciara los trabajos de reconstrucción, donde se levantó un edificio idéntico al anterior pero con una estructura de hormigón.

La bomba atómica de Hiroshima destruyó un tradicional castillo de 500 años

En sus cinco pisos se mantiene el tradicional estilo de los castillos Azuchi-Momoyama, y en su interior funciona un museo de la historia de la ciudad hasta la Segunda Guerra Mundial.

Ciudad Vieja de Fráncfort

Los bombardeos de la Segunda Guerra dejaron a las ciudades alemanas más importantes convertidas en un campo de escombros.

La ciudad vieja de Fráncfort fue una de ellas. Se pensó que el encanto de la Altsadt, un barrio de la ciudad vieja, se había perdido para siempre.

Altstadt, Frankfurt

Pero gracias a iniciativas como el proyecto Dom-Roemer se volvieron a levantar 35 comercios de artesanos, restaurantes y viviendas.

Las calles conservaron sus calles adoquinadas y los nuevos edificios se reconstruyeron en madera para respetar el estilo original.

Palacio de Ribeira

El terremoto de 1755 en Lisboa fue uno de los más mortíferos de los últimos siglos. La ciudad prácticamente desapareció bajo las ruinas tras el movimiento telúrico, el tsunami que castigó al puerto y el centro, y el incendio que se desató poco después, causado por las miles de velas que se habían dejado en memoria del Día de Todos los Santos.

[Para leer más: El barrio que le está cambiando la cara a Frankfurt]

Muchas iglesias y edificios colapsaron, como el Palacio de Ribeira, que era el hogar de la biblioteca real y de una valiosa colección de cuadros de maestros flamencos e italianos.

plaza comercio

Pero la capital portuguesa se fue recuperando, y en gran parte del antiguo se levantó la actual Plaza del Comercio, una de las más concurridas de Lisboa, que mantiene el estilo de la vieja edificación.

Catedral de Cristo Salvador de Moscú

En los primeros años de la revolución soviética muchos templos ortodoxos cayeron bajo la picota de la furia revolucionaria. Uno de ellos fue la Catedral de Cristo Salvador, de Moscú, donde se proyectaba construir el Palacio de los Soviets y un gigantesco monumento.

El gobierno ruso reconstruyó la Catedral de Cristo Salvador de Moscú que había sido destruida por la revolución de los soviets

La invasión nazi en la Segunda Guerra paralizó esos proyectos y el lugar acogió una piscina pública.

cristo salvador

Tras el colapso de la Unión Soviética el gobierno ruso emprendió la reconstrucción de numerosas iglesias. Una de ellas fue esa catedral, que en el 2000 volvió a presentar sus cúpulas doradas en forma de bulbo.

Frauenkirche, Dresde

La Frauenkirche (Iglesia de Nuestra Señora), un templo luterano del siglo XVIII, quedó destruido en la tormenta de fuego que se desató en Dresde por los bombardeos aliados en la Segunda Guerra.

La República Democrática Alemana mantuvo sus ruinas como un monumento que recordara la destrucción del conflicto bélico.

frauenkirche 2354211 960 720

Tras la caída del Muro de Berlín, en 1994 se iniciaron los trabajos de reconstrucción, que concluyeron en 2005 gracias en gran parte de las donaciones que llegaron de todo el mundo.

El edificio recuperó su diseño original, con su domo que se eleva a 91 metros y que es el símbolo de esta ciudad alemana.

Puente de Mostar

Durante la guerra civil en la ex Yugoslavia las tropas croatas asediaron a Mostar, una ciudad con una importante población bosnio-musulmana.

[Para leer más: Siguiendo en dos ruedas las huellas del Muro de Berlín]

Los morteros y cañones se ensañaron con el Stari Most (Puente viejo) de esta ciudad, una estructura de la arquitectura otomana construido en el siglo XVI que cruzaba las frías y verdes aguas del Neretva.

 


La reconstrucción del puente de Mostar.

El 9 de noviembre de 1993 el puente colapsó y se derrumbó, lo que fue transmitido por televisión como si fuera un evento deportivo.

Gracias a una iniciativa de las Naciones Unidas y de donaciones de todo el mundo el puente se reconstruyó tal como era antes. Inclusive se usaron los escombros que cayeron al Neretva tras la explosión.

mostar 1

Actualmente, además de ser un símbolo de reconciliación, es un sitio famoso por los concursos de clavadistas que se realizan cada verano.

Torre de San Marcos, Venecia

Junto a la plaza y la basílica de San Marcos se levanta un hermoso campanario, símbolo de Venecia, construido en el siglo IX.

Durante su vida fue víctima de terremotos, relámpagos e incendios. Pero nadie se esperaba el derrumbe de 1902, cuando aparecieron grietas en la estructura y rápidamente la torre desapareció bajo una nube de polvo y escombros.

campanario

Una década más tarde la torre volvió a estar de pie, con el mismo diseño, excepto por un ascensor en su interior que evita que los turistas tengan que fatigar hasta las alturas.