Peralada vive su agosto más lírico

La soprano Ekaterina Bakanova actuará en el Festival de Peralada. /Festival de Peralada.

Peralada vive su agosto más lírico

El festival de Castell de Peralada, que juega otra liga en lírica, danza y música clásica, presenta una Traviata excepcional

Ilustraciones: Jordi Català

Barcelona

04/08/2019 - 11:00h

El festival del Castell de Peralada es el más antiguo de España (con 33 años de historia) y, sin duda uno de los de mayor categoría del mundo en su clase. Su programación, que se extiende hasta el 17 de agosto, vuelve a apostar por figuras internacionales y de prestigio en diferentes ámbitos de la música y de la danza.

Pero en su amplia propuesta destacamos la importancia que tienen la lírica, ballet y la música clásica.

Las óperas que brillaron

En julio se pudo ver el estreno de la ópera Diàlegs de Tirant e Carmesina, encargo del Festival, con música de Joan Magrané, libreto y dirección de Marc Rosich y espacio escénico de Jaume Plensa; la Historia de un soldado de Igor Stravinski, con dirección escénica de Àlex Ollé de La Fura dels Baus; y el barítono Ludovic Tézie.

[Para leer más: La sorpresa mejor guardada de Peralada]

También ha sido un mes excepcional para la danza con las participación de una de las mejores compañías de danza clásica del mundo, el ballet del Teatro Mariinski de San Petersburgo, y la del ballet Nacional Sodre de Uruguay (y próximamente Acosta Danza).

La Traviata y Paco Azorín juntos

Agosto empieza en Peralada con una lírica excepcional digna de las mejores salas de música del mundo. La gran soprano finlandesa Camilla Nylund tuvo que cancelar su actuación en el escenario catalán porque fue invitada para hacer Elsa de Lohengrin en Bayreuth, pero ha prometido su presencia en el próximo curso. Así pues el gran agosto lírico lo inicia el día 4 el tenor Joseph Calleja.

El estreno de La Traviata, a cargo de Paco Azorín, será la nota de lujo en un mes lírico de primera en Peralada

Un día después se estrena La Traviata (Sempre Libera) de Giuseppe Verdi, una producción nueva de Peralada con dirección y concepto escénico de Paco Azorín y que se podrá ver en las noches de los días 5 y 7 de agosto. 

Ilustraciones: Jordi Català

Para iniciados y expertos

Azorín, que ya dirigió en escena Otello en el 2015 en este escenario y que continuará con Aída el próximo curso; pensó en el público que va por primera vez a la ópera, pero también en el connoisseur que espera un punto de vista distinto.

“Violetta es un espíritu libre, una mujer que no necesita consejos o tutelas para ser ella misma y disfrutar de la vida y para amar con total libertad”, dice.

“Yo opto por hacer una lectura desde la óptica de la protagonista, transformando a Germont (el padre de Alfredo) en el enemigo y luchando contra la visión machista y opresora que la designa como una mujer extraviada”.

El moderno Verdi en un mundo antiguo

En la Traviata Verdi quiso hacer algo muy moderno, convertir en protagonista una prostituta que todo el mundo conocía y frecuentaba aunque nadie lo dijera. Pero la censura se lo prohibió.

[Para leer más: La Turandot más revolucionaria aterriza en Barcelona]

En cartas que Verdi escribió al empresario de la Fenice de Venecia insistía en llevar el clásico de Alexandre Dumas hijo La dama de las camelias a su tiempo. Cosa que al final fue imposible: se recreó en una época pasada. 

Cuando el personaje de Julia Roberts, en Pretty Woman, llora viendo La Traviata es porque se identifica con Violetta, la cortesana protagonista. 

“Verdi tuvo la valentía de usar un argumento muy atrevido en su época para poner en evidencia la hipocresía y la suciedad de la sociedad burguesa”, apunta Azórín.

Los encargados del éxito

La Orquesta del Gran Teatro del Liceo y el Coro Intermezzo bajo la dirección musical de Riccardo Frizza contarán con un reparto internacional encabezado por la soprano Ekaterina Bakanova, que debutó esta temporada en el Liceu en Les pêcheurs de perles y que ha interpretado el rol de Violetta recientemente en Florencia, Dresde y Venecia.

La puesta en escena traslada la historia de La Traviata a un París moderno y lujoso

Bakanova es una de las Violettas del momento, mientras que el tenor ganador del concurso Operalia 2011, René Barbera interpretará a Alfredo y el barítono hawaiano Quinn Kelsey será Giorgio Germont.

Cabe destacar la elegancia y la teatralidad del vestuario de Ulises Mérida que recrea un París de moda y lujo.

Ilustraciones: Jordi Català

Un agosto que será diferente

El 8 de agosto Núria Rial Juan Sancho presentarán Human Love, Love Divine, un concierto que recogerá arias y dúos para soprano y tenor de óperas y oratorios de Händel y que será la antesala de un nuevo trabajo discográfico con la participación del Festival.

El tenor peruano Juan Diego Flórez, una de las figuras del olimpo operístico ofrecerá un concierto lírico en el auditorio el 9 de agosto, junto a la soprano Ruzan Mantashyan.

[Para leer más: Liceu a la Fresca: ópera para el mundo]

Será una selección de dúos y arias de Gounod, Puccini y Donizzeti con la Orquestra Simfònica del Vallès dirigida por Guillermo García Calvo

La batuta de otro universal, Gustavo Dudamel, llegará por primera vez al Festival la noche del 10 de agosto. Con la Mahler Chamber Orchestra & Friends, dirigirá El sueño de una noche de verano de Mendelssohn y la Sinfonía 1 Titán de Mahler

Ilustraciones: Jordi Català

Para redondear este mes lírico el 17 de agosto la soprano estadounidense Sondra Radvanovsky ofrecerá un recital en la Iglesia del Carmen en homenaje a la gran diva del Festival, Montserrat Caballé, al recuerdo de la cual está dedicada la actual edición del Festival.

Caballé, junto con Carmen Mateu, soñó e hizo posible que Peralada tenga un ciclo de música de prestigio internacional. En ese sentido el Festival ha organizado también una exposición fotográfica de algunos de los momentos que la diva regaló a la historia de este evento, que se puede ver los jardines del castillo.