Regresa a la infancia en los estudios de 'La historia interminable'

Sí, es posible subirse en el lomo de Fújur y sentir cómo se vuela en Fantasía. Foto: Bavarian Filmstadt

Regresa a la infancia en los estudios de 'La historia interminable'

El film de fantasía cumple 35 años, y se puede festejar visitando los decorados del estudio alemán donde se encuentran maquetas como la del dragón Fújur

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

09/05/2020 - 13:00h

¿Quién podría resistirse a la tentación de montarse en el lomo de ese dragón blanco con cara de perro amable, y levantar el puño como si fuera el pequeño Bastian? El sueño de millones de niños de los años ’80 con La Historia Interminable se convierte en realidad en el museo de Bavaria Studios.

Estos son los estudios más grandes de Europa, 13 sets ubicados en la localidad de Grünwald, en las afueras de Múnich.

En estos platós se filmaron algunas de las películas alemanas más taquilleras, como Das Boot (El submarino); u otras inspiradas en la historia del país, como Cabaret de Bob Fosse.

Esfinges foto Wikipedia

Maqueta de las peligrosas esfinges. Foto Wikipedia

Vuelta a la infancia

Tanto El submarino como La Historia Interminable pertenecen al mismo director, Wolfgang Petersen, quien también pasó por Hollywood para filmar blockbusters como La tormenta perfecta, Air Force One o Troya.

Sí, es posible subirse al lomo del dragón Fújur y simular ser como Bastian o el guerrero Atreyu

La película puede ser infantil, pero seguramente son los adultos del siglo XXI quienes más se pueden entusiasmar con ver algunas de las criaturas del film inspirado en el best seller de Michael End.

Poder volar con Fújur es la principal atracción. Foto: Bavarian Filmstadt

Poder volar con Fújur es la principal atracción. Foto: Bavarian Filmstadt

Los personajes

Allí están Morla, la tortuga gigante del pantano que da circunloquios para dar una respuesta, el caracol que usa el pequeño Gluckuk (y que presume de ser el más rápido del reino), el coloso Pyornkrachzark que se alimenta de rocas y la maqueta del oráculo que dispara rayos mortales para los que no respondan los acertijos.

[Para leer más: El museo que te hará sentir como un villano de película]

Pero por supuesto que el punto fuerte es el muñeco mecánico de Fújur, el dragón de inspiración china que acompaña al cazador Atreyu en su búsqueda de la salvación para el reino de Fantasía.


Trailer de ‘La historia interminable’

A primera vista la maqueta parece una atracción de feria, donde se ve más pelo artificial del que uno recuerda en la película. Pero es inevitable colocarse en su lomo y jugar a ser el nuevo héroe que atraviese las nubes del mundo creado por Michael Ende.

Ser tripulante en un submarino alemán

Si tras la regresión infantil uno pretende que lo tomen en serio, puede encarar hacia los decorados de El submarino, donde en la visita guiada de una hora y media se puede pasear por el decorado a escala real donde se filmó la película, así como ver maquetas y vestuarios de los actores que simulaban estar en el U96 en la Segunda Guerra Mundial.

En los estudios alemanes también se puede estar dentro del submarino artificial construido para la película ‘Das boot’

También hay otros decorados que quizás sean ajenos para el viajero español, como los de la comedia Fack ju Göhte o la recreación histórica de un par de calles de Múnich para Münchner Straße.

Maqueta del submarino de 'Das Boot'. Foto: Wikipedia

Maqueta del submarino de 'Das Boot'. Foto: Wikipedia