Un Sant Jordi ideal para conocer nuevas Barcelonas

La belleza de la arquitectura de Manuel Sayrach, una de las obras para conocer en Sant Jordi. Foto: Consol Bancells.

Un Sant Jordi ideal para conocer nuevas Barcelonas

En Sant Jordi recomendamos cinco obras que nos permiten descubrir nuevos aspectos de Barcelona, que se prepara para la festividad de las rosas y los libros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/04/2019 - 16:20h

Hay bibliotecas y bibliotecas que hablan de Barcelona, pero cada tanto se pueden encontrar nuevos enfoques sobre esta ciudad. A pocos días de la festividad de Sant Jordi nos sumergimos en cinco obras que nos permiten descubrir otras facetas de la ciudad condal.

Con estas publicaciones de Barcelona Llibres, la editorial del Ayuntamiento de Barcelona emprendemos un viaje por las páginas que presentan la obra del arquitecto Manuel Sayrach, una guía que describe la influencia de Gran Bretaña e Irlanda en la ciudad, otra que presenta rutas sobre la relación del cine en la ciudad, una aguda recopilación de la cultura kitsch y una silenciosa muestra de la arquitectura urbana.

Barcelona en Serie

¿Se puede descubrir Barcelona en silencio, sin que a nadie le digan qué está viendo? El fotógrafo Pepe Navarro cree que sí, y en Barcelona en Serie su preciso lente capta diversos retratos de la ciudad que, a lo sumo, se divide en tres vertientes: la Barcelona contemporánea, la modernista y la histórica.

[Para leer más: Cinco libros para descubrir otra cara de Barcelona]

En este compendio de imágenes el viaje se hace sin instrucciones ni referencias. La idea, explica Giralt-Miracle en la breve introducción, es un recorrido iconográfico por sitios emblemáticos, pero donde cada lugar fue elegido en un momento determinado.

bc series

La luz es tan protagonista como el edificio retratado, los detalles de una escalera o la sombra de un arco medieval.

Navarro nos recuerda que Barcelona es mucho más que Las Rambas, el Camp Nou, el Museo Picasso y la Sagrada Familia.

barcelonaenserie interior baixa

En sus casi 300 páginas el residente descubre la belleza que hay en la arquitectura de su ciudad, y para los visitantes es ideal que sepan que hay muchos puntos más por descubrir y que apenas están mencionados en las guías.

Kitsch Barcelona

¿Qué es kitsch? ¿Cuándo algo salta del discutible campo del buen gusto y se convierte en algo mirado con ironía, desdén o fascinación condescendiente?

kitsch

En rigor es imposible saberlo. Pero lo mejor es tomárselo con humor y reconocer que Barcelona tiene mucho de kitsch, y no solo en los bazares chinos o en las tiendas de recuerdos en Las Ramblas (sí, supongo que estarán pensando en los gigantescos sombreros mexicanos).

Barcelona tiene una fuerte cultura kitsch, y no solo en los bazares chinos o las tiendas de recuerdos de Las Ramblas

La doctora de Historia del Arte Anna Pujadas encabeza un equipo de treinta profesionales, desde historiadores a curadores pasando por cocineros, filósofos y arquitectos que exponen lo que creen que debería ser parte del volumen Kitsch Barcelona .

Puede ser el kitsch religioso, el turístico, el volcado a la arquitectura, el arte pop, el institucionalizado, el de las comidas para masas, el de los platos que pretenden ser exclusivos, el que presume de ser antiarte, el de decorados de cartón piedra y el que aspira a dar una imagen de felicidad.

[Para leer más: Poblenou: el barrio obrero con futuro 2.0]

La selección, por supuesto, es discutible. Pero esa no es la idea, sino de mirar con sorpresa, buen humor, tolerancia y amplitud de mente las fotografías de Sergi Serra y las explicaciones de esta selección de expertos.

kitschbarcelona interior

Si se repasan las casi 280 páginas al azar, se pueden ver los toros hechos de trencadís, las cajas de galletas con la Sagrada Familia, la feria solidaria de Navidad, los galets luminosos, el bar Kentucky, el mosaico del templo del Tibidabo, las tiendas Tiger, los colgantes de los taxis, el falso pueblo del Pueblo Espanyol, la hamburguesa de calamar, el Club Astoria, las postales de Copito de Nieve y las estatuas de Las Ramblas. Y la lista sigue y sigue.

Barcelona-Una ciudad de película

Eugeni Osácar, director de investigación y profesor de la Escuela Universitaria del Campus de Turismo, Hotelería y Gastronomía CETT-UB, se especializó en el turismo cinematográfico. ¿Acaso existe tal categoría? A juzgar por el gigantesco número de películas filmadas en las calles, casas, palacios, parques y templos de la capital catalana, se puede decir que sí.

Los precisos conocimientos de Osácar de la ciudad y del séptimo arte se combinan en la nueva edición de Barcelona-Una ciudad de película, que la editorial del Ayuntamiento publica junto con Diëresis.

peli

Este libro presenta rutas temáticas de directores como Alejandro González Iñárritu, Woody Allen, Michelangelo Antonioni y Pedro Almodóvar

El autor invita a realizar rutas temáticas divididas por conceptos, pero con cierta proximidad geográfica. Por ejemplo los recorridos Las estrellas de Hollywood en Barcelona presentan puntos destacados del Born, Eixample, Gótico, Poble Sec, Raval y Villa Olímpica vinculadas con filmes, proyectos y presencias de grandes celebridades.

pelicula 2

Hay rutas enfocadas en directores, como la de Michelangelo Antonioni, la de Pedro Almodóvar, Alejandro González Iñárritu o la de Woody Allen, y otras temáticas, como las centradas en el cine, Barcelona y la Guerra Civil, las adaptaciones literarias llevadas a la pantalla, la transformación de la capital en otras ciudades, las películas francesas, italianas y de otras escuelas, así como el importante legado de directores de la casa, que quisieron que su propia ciudad sea el escenario para sus historias, como Ventura Pons.

Hay caminos que siguen las huellas de las mujeres directoras como Isabel Coixet, otras que ahondan en el cine de terror y fantástico que uso a Barcelona como plató, y tampoco se deja de lado como la ciudad iluminó hasta al cine asiático.

[Para leer más: España se convierte en un plató de cine]

Además de la descripción de lugares la guía tiene apartados para refrescar la historia de ciertos puntos emblemáticos que se repiten en escenas y películas, desde Las Ramblas y la Plaza Real hasta las playas, pasando por el Turó de la Rovira o el Poble Espanyol.

Una sugerencia: caminen con la guía debajo del brazo, y luego vuelvan a ver encontrar esa película que se menciona en sus páginas. Vale la pena.

La Barcelona britànica i irlandesa

Barcelona fue fundada por romanos. La capital catalana tuvo influencias de toda clase de culturas, pero pocos saben que hay una huella británica e irlandesa muy importante.

british

Y no es reciente, la unión entre la cultura catalana y la anglo-irlandesa viene desde la Edad Media, forjada en una larga serie de eventos históricos, como el intercambio de miembros de casas reales, la alianza en la Guerra de Sucesión y la influencia en la industrialización de fines del siglo XIX.

Pocos saben que hay una huella británica e irlandesa muy importante en Barcelona

El idilio siguió en tiempos de paz y de guerra, como la creación de deportes que desembarcaron en estas tierras, la colaboración entre espías catalanes y británicos en la Segunda Guerra Mundial, hasta llegar a los días actuales, en que Barcelona es la ciudad más visitada por los viajeros de esas islas.

british 2

El experto en Geografía Joan M. Serra es el autor de La Barcelona britànica i irlandesa, copublicado con Cossetània Edicions. En su guía se aborda la relación de estas tierras por períodos históricos, y localiza los puntos (templos, fábricas, museos, plazas, comercios, casas y parques) que son protagonistas de este diálogo entre culturas.

Así se ve, por medio de anécdotas y breves descripciones, cómo comparten a Sant Jordi como santo en común, las repercusiones de las guerras de religión, las relaciones comerciales, la competencia y colaboración en la revolución industrial, la solidaridad con Irlanda, las repercusiones de la Guerra Civil y la posguerra, los deportes en Cataluña, la invasión turística y los lazos científicos en el siglo XXI.

Manuel Sayrach 1886 - 1937

Cuando se habla de arquitectos modernistas se suele destacar –obviamente- a Antoni Gaudí, así como a Elías Rogent, Lluís Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch, Enric Sagnier, Juan Rubió y Josep Maria Jujol.

Pero hay que rescatar a Manuel Sayrach, que tomó un camino algo apartado del modernismo y se volcó a una arquitectura organicista, de clara influencia gaudiniana y que se veía una interesante deriva al surrealismo.

sayrach

Hay pocas huellas en Barcelona de su obra arquitectónica, cuyo trabajo más destacado es la Casa Sayrach, que junto a la vecina Casa Monserrat, se eleva con gracia en Diagonal y Enric Granados.

El libro Manuel Sayrach 1886 – 1937 - Arquitectura i modernisme a Barcelona es una contundente obra –en cuanto a tamaño y contenido- que permite descubrir el talento de un creador poco conocido para los que no son expertos en la materia.

Sayrach era un apasionado de las artes: también diseñó muebles, proyectó escenografías, escribió obras de teatro, incursionó en la música y redactó análisis políticos.

Como arquitecto modernista Sayrach se volcó a una inédita faceta organicista

Estos detalles se explican en su biografía, así como las delicadas fotografías de Consol Bancells introducen al lector por la extraña arquitectura de sus obras en Barcelona, que el imaginario popular bautizó como la Casa de la Nata.

sayrach interior baixa

Una bienvenida obra a un arquitecto que representa a una figura emblemática del modernismo, en el sentido de que no había campo en el que Sayrach no dejaba de incursionar.