Starbucks ofrece sus baños gratis tras denuncias por racismo

Starbucks se une a una plataforma de intercambio de bitcoins. Foto: Wikicommons/CC0

Starbucks ofrece sus baños gratis tras denuncias por racismo

Después de llegar a un acuerdo con dos hombres arrestados en una de sus cafeterías, Starbucks busca consagrarse ofreciendo sus baños gratis

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

13/05/2018 - 20:38h

El presidente ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz, anunció que la cadena de cafeterías permitirá que cualquier persona, sea cliente o no, utilice sus baños sin costo. La medida llega después de que la empresa se metiera en un lío cuando dos hombres negros fueron arrestados en una de sus tiendas en Filadelfia.

Los implicados, con los que Starbucks llegó a un acuerdo, pidieron usar los servicios sin haber consumido ningún producto, por lo que el acceso les fue negado. Los hombres se sentaron en una mesa y el administrador llamó a la policía, que los arrestó a su llegada al sitio.

A raíz de la polémica y de las acusaciones de racismo recibidas, la cafetería decidió que cerrará todas sus tiendas en los Estados Unidos el 29 de mayo para llevar a cabo un entrenamiento para evitar los "prejuicios raciales" y "prevenir la discriminación".

Starbucks: "No queremos convertirnos en un baño público, pero daremos la llave de los baños a todas las personas"

A ello se suma la disposición inclusiva de los baños comentada brevemente por Schultz esta semana. "No queremos convertirnos en un baño público, pero vamos a tomar la decisión correcta el 100% del tiempo y la daremos la llave (de los baños) a todas las personas", dijo el presidente ejecutivo.

"No queremos que nadie en Starbucks crea que no le estamos dando acceso al baño porque deben sentirse como (menos importantes que los demás)", agregó. "Queremos que se sientan más".

Schultz explicó que la cadena solía tener una "política flexible" con respecto a restringir la prestación de los servicios a quienes compraran algo, la cual siempre se manejó a discreción de los administradores de las tiendas.

"En este caso particular, la administradora le preguntó a uno de los hombres si era cliente y él dijo que no, y empezó una discusión, y una cosa llevó a la otra y ella tomó la terrible decisión de llamar a la policía", comentó el ejecutivo.