Surry Hills: secretos del barrio más ‘trendy’ de Sídney

El antiguo Clock Hotel, uno de los puntos neurálgicos de Surry Hills. Foto: Turismo de Sídney

Surry Hills: secretos del barrio más ‘trendy’ de Sídney

Tiendas vintage, restaurantes boutique, cines alternativos y galerías de arte son algunos de los atractivos de este animado vecindario de Sídney

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/05/2020 - 12:53h

Cada ciudad tiene su barrio donde se cocinan las tendencias, territorios celosamente custodiados por sus vecinos pero que dan la bienvenida a nuevas ideas y comercios innovadores. Sucede con Gràcia en Barcelona, Notting Hill en Londres, y en Sídney, es el protagonismo que tiene Surry Hills.

Este barrio se encuentra a pasos de la Estación Central, al sur del distrito financiero. Entre sus tiendas de diseños retro, una heladería de fama creciente, un mercadillo que revoluciona las calles y una abundante oferta de bares y galerías de arte, es el lugar donde uno puede conocer qué hay de nuevo en una de las ciudades más dinámicas del hemisferio sur.

[Para leer más: Un homenaje en lápiz a los edificios más bonitos de Sídney]

Su nombre anticipa que se trata de una zona de orografía complicada, donde hay que estar preparado para subir cuestas. Pero el esfuerzo tiene sus recompensas.

El mercadillo más famoso

La cita mayor se da el primer sábado de cada mes en el parque de Shannon Reserve, en el cruce de las calles Crown y Collins.

El mercadillo de Surry Hills es una cita para los amantes de los diseños vintage, de la ropa de segunda mano que comparten espacios con las creaciones de nuevos diseñadores.

Mercadillo Surry Hills. Foto Consejo Vecinal Surry Hills

A probar nuevos estilos en el mercadillo de Surry Hills: Foto Centro Vecinal Surry Hills

 

 

 

El primer sábado de cada mes el mercadillo de Surry Hills presenta una variada y divertida oferta comercial, con diseños de vanguardia, decoración retro, comidas del mundo y baratijas de toda clase

También se pueden encontrar joyas artesanales, cerámicas y piezas de decoración de artesanos de diferentes partes de la ciudad.

Estética vintage

Pero una vez que se levantan las 60 paradas el espíritu transgresor y creativo persiste en tienda como Zoo Emporium, Vamp Vintage o Fabrique Vintage, donde se pueden encontrar desde sombreros de los años ’20 a un chándal sin usar de la década de los ’90, pasando por camisas hawaianas o bufandas de seda. Es cuestión de animarse a probar estilos nuevos y preguntar sin remordimientos.

La cita cultural

Una vez al año, en septiembre, se organiza en Festival Surry Hills, donde se celebran conciertos, muestras de arte, espectáculos culturales y en los que se pueden probar toda clase de platos, internacionales en su mayoría, en paradas y food trucks.

Arte Foto M2 Gallery

Surry Hills cuenta con varias galerías de arte. Foto: M2 Gallery

Este movimiento continuo de arte sigue cada día en las numerosas galerías de arte que se han concentrado en el barrio, como la sofisticada Michael Reid Sydney de la calle Kippax, el estudio del artista Brett Whiteley (uno de los más importantes de Australia) y el espacio M2 Gallery, que sirve de plataforma para artistas que buscan su espacio.

Cada año este centro acoge 40 presentaciones, entre muestras de arte, conciertos, performances de teatro y exhibiciones de arte urbano.

Teatro y cine

Hablando de artes escénicas, uno de los focos culturales más importantes del vecindario es el Belvoir St Theatre, donde Cate Blanchett ha actuado en varias ocasiones. Hace 30 años que esta casa ha dado la bienvenida a talentos emergentes, con un programa de presentaciones que trasciende más allá de las fronteras del barrio.

El Belvoir St Theatre hace 30 años que impulsa las artes escénicas gracias al trabajo de una cooperativa integrada por 600 actores, directores, guionistas y productores

Su prestigio fue ganado gracias a que funciona por medio de una cooperativa de 600 actores, guionistas, directores y productores, comprometidos con conservar este teatro.

Foto Belvoir Theatre

Las artes escénicas viven en el Belvoir St. Theatre. Foto: Belvoir St. Theatre

Una forma de acercar al público son las conferencias gratuitas llamadas Belvoir Briefings, donde se detalla cómo se produce una obra y se debate el argumento.

En cuanto al cine, el lugar elegido es el Art Deco Paramount House Building, una sala pequeña, de solo 60 plazas, pero famosa por su programación de estrenos comerciales con películas alternativas y clásicos del séptimo arte.

Imán para gourmets

Muchas de las casas adosadas de las calles Crown y Cleveland, que antes eran residencias victorianas, ahora acogen a cafeterías de decoración minimalista, bares de cócteles y restaurantes que presumen de diseño.

Una de las pastelerías más famosas es Bourke Street Factory, que lidera la tradición de Sídney por la repostería artesanal de primera calidad.

[Para leer más: La biblioteca de Sídney atrapada en un huracán de madera]

Los restaurantes del hotel Dolphin, así como el Porteno y el Firedoor están entre las propuestas más recomendadas. Para beber cerveza artesanal, hay que pasar por Dove & Olive o Keg and Brew Hotel; mientras que The Winery es una buena puerta de entrada para conocer los vinos australianos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

CREMINO - Salted caramel gelato with gianduia fudge, fresh meringue and amaretti biscuits. Crem-ino in your pants. #MessinaSpecials

Una publicación compartida de Gelato Messina (@gelatomessina) el

Adiós a la dieta con los helados de Messina

The Soda Factory es famoso por sus cócteles que se ofrece con espectáculos de bandas o presentacions de DJs, mientras que los buscadores de cafés gourmets pueden ver la carta de locales como Reuben Hills, Sample, Artificer y Paramount Coffee Project.

Los más golosos tienen una cita en la heladería Messina, que trae la tradición de los gelatos del sur de Italia. Su popularidad la llevó a abrir franquicias en otros barrios de Sídney y de ahí a más ciudades como Adelaida, Brisbane y Melbourne.

Para que uno pueda volver y volver esta casa cada semana presenta cinco sabores especiales, una de las tantas sorpresas que uno se encuentra cuando visita Surry Hills.