The Link: cómo vivirían 200.000 personas en una ciudad vertical

Ciudades verticales con torres de 1.200 metros, con tantas plantas como un bosque. Este es el proyecto The Link. Foto: Luca Curci

The Link: cómo vivirían 200.000 personas en una ciudad vertical

El arquitecto Luca Curci diseña una ciudad vertical de grandes torres invadidas por dos millones de plantas, donde la sostenibilidad se une a la innovación

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

02/05/2020 - 13:53h

La población de planeta crece a un ritmo cada vez más rápido, lo que deriva en gigantescas metrópolis de alta densidad con calidad de vida que empeora con los años y con mayores índices de contaminación. ¿Cuál puede ser la solución? Un arquitecto propone construir ciudades verticales con tantas plantas como un bosque.

El proyecto The Link, del italiano Luca Curci, plantea que en un futuro sería más eficaz construir gigantescas torres donde puedan vivir 200.000 personas.

Ciudades cada vez más y más grandes

El planteo de este arquitecto es que unas 5.000 millones de personas vivirán en ciudades en la próxima década. Esto representa el 3% de la masa terrestre, pero sus residentes consumen entre el 60% y el 80% de los recursos naturales.

the link 007

Un complejo de torres puede levantarse en plena naturaleza. Foto: Luca Curci.

Para evitar el excesivo crecimiento horizontal de las metrópolis este arquitecto propone construir ciudades verticales, con torres de 300 pisos

La polución y el consumo de fuentes de energía deriva en la emergencia climática, en que grandes superficies del mundo quedarán bajo el agua hacia el fin del siglo.

La expansión urbanística, analiza Curci, se traduce en inmensas urbanizaciones entre barrios para ricos y otros para pobres, que necesitan kilómetros de autopistas y vías férreas para comunicarse.

the link 002b

La torre principal podría superar los 1.200 metros de altura. Foto: Luca Curci

Las ciudades verticales

Con The Link este arquitecto sugiere revertir la tendencia de la expansión sin límite de las metrópolis y concentrar a los residentes en ciudades verticales.

[Para leer más: ¿Y si convertimos las plataformas petrolíferas en paraísos verdes?]

Las cifras del proyecto dan vértigo: se trata de cuatro edificios donde vivan 200.000 residentes: el mayor tendría 1.200 metros y 300 pisos. El volumen total construido sería de 14,5 millones de metros cúbicos, con áreas verdes que totalicen 1,2 millones de metros cuadrados.

 

Recordemos que el rascacielos más alto del mundo por ahora es el Burj Khalifa, de 828 metros; y en pocos años será superado por el Dubai Creek Tower, edificio delgado con forma de aguja lejos del mastodonte arquitectónico que propone Curci.

Torres para vivir, trabajar, pasear y hacer turismo

La torre principal estaría destinada a viviendas, ya sea apartamentos o villas, con zonas públicas como parques y jardines, además de los espacios verdes privados.

Las otras torres de 650 a 850 metros se dedicarían a oficinas, centros educativos y de salud así como dependencias gubernamentales.

También se pueden destinar a infraestructuras turísticas, como hoteles, spas, centros comerciales, restaurantes y centros de ocio.

[Para leer más: En qué acertaron -y fallaron- las predicciones de grandes rascacielos]

Al estar todo agrupado en un mismo complejo urbano desaparece la necesidad de usar medios de transporte, excepto para comunicarse entre los pisos y las torres.

the link 004

En The Link se trabajará, vivirá y descansará.

Edificios sostenibles

Para evitar que semejante densidad poblacional sea una catástrofe ecológica Curci toma las ideas de su compatriota Stefano Boeri y propone que la estructura cuente con 120.000 árboles y dos millones de plantas de 150 especies, que ayudarán a absorber el dióxido de carbono, mejorar la calidad del aire y desarrollar la biodiversidad local.

Con dos millones de plantas y 120.000 árboles se pretende que The Link tenga tanta vegetación como un bosque, y que de paso, purifique el aire y promueva la biodiversidad

Además del uso de paneles solares, energía eólica y sistemas de reutilización del agua de lluvia el arquitecto propone que haya una producción local de alimentos por medio de huertas, lo que permitiría que esta comunidad sea autosuficiente en todos los aspectos.

the link 005

La propuesta de Curci pretende cambiar la forma de diseñar las ciudades.

Con el uso de inteligencia artificial las torres pueden regular los niveles de luz y de consumo de energía para lograr una mayor sostenibilidad.

Por supuesto que este proyecto no está en el escritorio de ninguna administración. Por ahora está en el terreno de la ciencia ficción, pero es para tener en cuenta como una posible solución a la masificación de las ciudades.