La vuelta a Italia en uno de los trenes más elegantes de Europa

El tren de lujo Golden Eagle Danube Express recorre la geografía italiana en un viaje de 10 días.

La vuelta a Italia en uno de los trenes más elegantes de Europa

El Golden Eagle Danube Express atraviesa Italia de norte a sur en un viaje de lujo como hay pocos en el mundo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/05/2020 - 18:48h

Si no hay ánimos de viajar con 200 o 300 pasajeros a bordo en un avión los trenes se convierten en la mejor opción para las vacaciones. Y si es un tren de lujo que atraviese Italia de norte a sur la experiencia puede ser incomparable.

Golden Eagle, la compañía de trenes de lujo con servicios en Rusia y el centro de Europa retomará en octubre una de sus rutas más recomendadas: la Odisea Siciliana.

Italia de norte a sur

El nombre de ópera de Verdi en realidad es un recorrido de diez días en sus coches revestidos de detalles que destilan elegancia, una forma de recorrer la variada geografía italiana bajo el sueño del ‘slow travel’.

[Para leer más: Cinco trenes de lujo para viajar en el espacio y el tiempo]

Para la edición 2020, que se realizará entre el 6 y 16 de octubre, el punto de partida cambia respecto a otros años y se traslada a Budapest. Tras un día y medio en la capital húngara con alojamiento en el exclusivo Four Seasons Hotel Gresham Palace, los pasajeros del Golden Eagle Danube Express parten de la estación de Budapest Nyugati en un viaje que atraviesa los valles del país hacia el oeste.

El viaje de la Odisea Siciliana dura 10 días y atraviesa el país desde el norte al sur, con un periplo circular por la isla

Por la noche el convoy recorre territorio esloveno hasta que al otro día amanece en Venecia. La ciudad de los canales se puede visitar, aunque sea a vuelo de pájaro, en una jornada, para volver a la estación al atardecer y poner rumbo al sur.

Golden Express 2

El Golden Eagle Danube Express recorre Italia en 10 días. Foto: Golden Eagle

Por la columna vertebral del país

En el cuarto día se llega al micro-estado de San Marino, con su capital en la cima del Monte Titano y su rica historia medieval.

La siguiente jornada el lujoso tren recorre la región de Apulia, zona de valles y bosques, en los que se visitan los yacimientos arqueológicos de Alberobello y Matera, hasta llegar a Bari, en el centro-sur de Italia.

La villa, que todavía presenta una sólida muralla medieval que protege a su puerto, es famosa por la producción de aceite de oliva de alta calidad, que se suele degustar en establecimientos de categoría.

Herencia napolitana

Por la noche el Danube Express atraviesa las colinas Matese hasta que llega a Nápoles. Los viajeros puede recorrer el casco histórico de influencias borbónicas y el Palacio Real, para luego poner rumbo a las ruinas de Pompeya. En la comida que se organiza en el Restaurante President se tendrá la oportunidad de probar el famoso pan pompeyano.

Es una pena que la costa hacia la punta de la bota italiana se haga de noche, porque se pierde la oportunidad de ver la Costa Amalfitana con sus pueblos colgando de los acantilados y el mar que rompe en las rocas.

Vagones Deluxe Golden Express 2

Vista de los camarotes de categoría Deluxe. Foto Golden Eagle

Odisea siciliana

El cruce a Sicilia se hace en un transporte ferroviario, y desde allí se transita por la cornisa norte hasta Palermo.

La capital siciliana presenta barrios degradados y olvidables con vecindarios decadentes pero orgullosos de su elegancia ancestral, una combinación que sintetiza el carácter italiano del sur.

En Sicilia el recorrido del Golden Eagle pasa por ruinas griegas, iglesias medievales y pueblos de pescadores

El paseo por la ciudad finaliza en el Teatro Massimo, el más grande del país y tercero de Europa. Y si alguien quiere puede participar de una excursión a Corleone, famoso por las películas de Coppola, que no tiene muchos atractivos como ciudad pero que se encuentra en un hermoso valle de precipicios.

Golden Eagle en maquina trenitalia

Las locomotoras de Trenitalia llevan a los vagones del Danube Express por el país.

Griegos, romanos y bizantinos

Por la noche del octavo día el Danube Express recorre la geografía sicilina hacia el sur hasta Agrigento, hogar de las ruinas griegas en mejor estado de conservación, que se ven en el Valle de los Templos.

De allí se sigue viaje a Ragusa, famosa por sus casas en las cuevas y sus iglesias diminutas, en donde una cena en restaurante I Banchi, junto al Palazzo Di Quattro, permitirá probar pastas y panes recién elaborados de manera artesanal.

[Para leer más: Una ruta y siete planes para comerse Sicilia]

Siracusa es el siguiente destino, al este del triángulo siciliano, con el recuerdo de su pasado bizantino y la belleza de su malecón en la Isla de Ortigia.

El punto final es Taormina, al pie del volcán Etna. Con abundantes ruinas clásicas como su anfiteatro griego, la pequeña ciudad con sus cuestas es uno de los puntos más sofisticados de Sicilia.

Opcines para elegir el lujo a bordo

El precio de este viaje va desde los 17.900 euros por un camarote de categoría Deluxe en base doble a 21.500 euros en la Superior Deluxe (que trepa a los 35.800 euros en base single).

Golden Express

La elegancia del coche comedor. Foto: Golden Eagle

De la clase más lujosa hay 12 camarotes de 8,6 metros cuadrados, dotados de un sillón que se convierte en una cama doble. También hay una mesa con sillas elegantemente tapizadas y un baño privado con una moderna ducha.

Todo el revestimiento es de madera y las ventanas de grandes dimensiones permiten contemplar el paisaje en su totalidad.

A bordo hay 22 camarotes de dos categorías, equipados con lujosos detalles

Los 10 camarotes Deluxe, de 7,7 metros cuadrados, son similares aunque el tapizado es menos sofisticado y la mesa para comer es plegable.

Las habitaciones de ambas categorías tienen aire acondicionado, wifi y conectores para dispositivos.

de lounge Foto Golden Eagle 3

Relax en el coche bar-lounge. Foto Golden Eagle

El coche comedor parece un viaje en el tiempo, con su vajilla de alta gama y sus vasos de cristal labrado; en donde un grupo de chefs premiados presentan un menú de tres comidas basado en la tradición italiana.

Que no es fácil de igualar con el servicio de los restaurantes de las ciudades visitadas, pero en el Golden Eagle lo logran.