Turismo y activismo: la receta para conocer (y cambiar) el mundo

Organizaciones como Earthwatch organizan viajes combinados con el voluntariado. Foto: Earthwatch.

Turismo y activismo: la receta para conocer (y cambiar) el mundo

Varias agencias, hoteles, cruceros y ONGs gestionan viajes donde, además de conocer, también se ayuda a misiones científicas y granjas ecológicas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

28/03/2019 - 18:29h

Además de viajar, también se puede cambiar el mundo. O aportar tiempo y esfuerzos en colaborar con campañas ecológicas y, de paso, conocer en profundidad la biodiversidad en tierras alejadas de las propias. Esa es el objetivo el ecoturismo, la combinación entre turismo y voluntariado que crece en todo el mundo.

Muchas expediciones científicas abren sus puertas a voluntarios, sin necesidad de que sean expertos, para viajar a sitios remotos y colaborar con las tareas que se emprenden en cada campaña.

[Para leer más: Eco-voluntariado: una forma diferente de conocer Sudáfrica]

Qué se puede hacer

Estas campañas pueden ser para recolectar datos, censar ejemplares, sanar animales heridos, alimentar crías abandonadas, limpiar los animales perjudicados por la contaminación, proteger zonas de anidamiento y un largo etcétera.

Muchas organizaciones invitan a los viajeros a participar de estudios o de cuidados de la fauna en ambientes remotos

También se trata de ayudar a las comunidades nativas o colaborar con las granjas ecológicas que viven del ecoturismo.

Crecimiento del sector

Una de las organizaciones que promueven este tipo de viajes es Earthwatch, que hace 50 años destina voluntarios a varios proyectos científicos en el mundo. “Los interesados en este tipo de turismo crecieron un 20% los últimos cinco años”, precisa su consejero delegado Scott Kania a The New York Times.

 


Video promocional de Earthwatch

“Estos viajes ofrecen a la oportunidad de comprender los problemas ecológicos y ser parte de la solución”, apunta.

Las misiones con voluntarios de Earthwatch y sus conclusiones influenciaron en el gobierno de Costa Rica a crear santuarios para la fauna salvaje, como los sitios para proteger a la tortuga laúd.

En Perú organizan viajes para fotografiar y recolectar muestras genéticas de las gigantescas mantarrayas para protegerlas de la explotación pesquera.

earthwatcht tortuga
En Costa Rica, los voluntarios de Earthwatch ayudan en el monitoreo de las tortugas laúd. Foto: Earthwatch

Cruceros y exploración científica

Lindbland Expeditions, asociada con National Geographic, suele organizar cruceros de expedición de alta gama. Con billetes desde 17.000 euros por persona, con todos los servicios incluidos, organizan viajes de 19 días por el Atlántico Sur, un periplo por la Antártida y las islas Malvinas y Georgia del Sur.

En ellos los viajeros pueden colaborar con los científicos que realizan muestreos y seguimientos fotográficos de las poblaciones de pingüinos, albatros y lobos marinos.

[Para leer más: Cómo atrapar la naturaleza salvaje de Islandia]

“No hay mejor aula que estar en medio de la naturaleza con los científicos”, describe Jimmy White, uno de los guías de las excursiones por los mares helados.

Protección de la fauna salvaje

En el caso de Biosphere Expeditions, una de sus salidas de más éxito es la que busca al huidizo leopardo de las nieves en las montañas de Kirguistán.

biosphere
Voluntarios de Biosphere con una chita. Foto: Biosphere

Pero también cuenta con viajes con científicos para monitorizar a los cinco grandes de Kenia (el león, el leopardo, el rinoceronte negro, el elefante y el búfalo cafre), rastrear la población de fauna salvaje en las montañas de Transilvania en Rumanía y estudiar al oso marrón en los bosques de Suecia.

Alojamiento a cambio de trabajo

Sin necesidad de contratar un paquete completo, hay hoteles y resorts que ofrecen esta alternativa de turismo y protección del medio ambiente.

Organizaciones como Biosphere Expeditions cuenta con turistas interesados en el mundo animal para ayudar en el seguimiento de diferentes especies en el mundo

En las montañas Cardamomo en Camboya el lodge-campamento de Shinta Mani Wild es la base de los voluntarios que se encargan de proteger un valle ribereño de 320 hectáreas de la caza furtiva, la minería ilegal y la explotación forestal.

shinta mani wild bensley collection 13
El elegante lodge de Shinta Mani Wild organiza tareas de voluntariado en Camboya.

Los participantes del programa suelen patrullar la zona selvática y también colaboran con los botánicos en su estudio de las orquídeas más extrañas.

En medio de los corales

En Australia, el resort Daydream Island se encuentra cerca de una formación coralina de más de 200 metros, que acoge un centro educativo y un observatorio de fauna marina.

Los turistas que llegan a este resort pueden ayudar a los científicos en alimentar las mantarrayas, monitorizar el estado de los corales (amenazados por el cambio climático) y comprobar los niveles de contaminación de las aguas.

En España

En España hay numerosos proyectos de granjas ecológicas que reciben a los turistas a precios muy accesibles, y a cambio de la estancia con pensión completa colaboran en las tareas de sembradío, limpieza de malezas y recolección de las cosechas. En otros casos, todo se reduce a un intercambio de favores.

Numerosas granjas ecológicas de España ofrecen alojamiento con estancia completa a cambio de ayudar en las tareas rurales

Muchas propuestas se presentan en el portal Ecotur: por ejemplo, en el Palacio Flórez-Estrada de Asturias buscan un biólogo que ayude a catalogar las especies vegetales a cambio de una estancia completa en la casa rural.

florez estrada
El palacio Flórez-Estrada de Asturias ofrece alojamiento a un biólogo a cambio de catalogar la flora.

En la aldea de Portomartiño (Pontevedra) abren la puerta a voluntarios para el otoño y la primavera que ayuden al cuidado medioambiental de la finca y sus alrededores, mientras que en la ecoaldea Granada buscan brazos para ayudar a reconstruir las instalaciones usando materiales autóctonos y sostenibles.

Vigilancia de las aves

La organización Wwoof también conecta a personas interesadas en el mundo del agroturismo con granjas ecológicas, donde a cambio de alojamiento se aprende a cultivar viñedos, cereales, crear huertos urbanos y cuidar animales. Actualmente esta red tiene a casi 300 granjas en su red.

SEO Birdlife, dedicada al cuidado de las aves silvestres, mantiene un buen número de programas que, además de la protección de la fauna, también ayudan a impulsar el turismo ornitológico, por medio de un monitoreo constante de las especies endémicas y migratorias de todo el territorio español.

seo aragon
Voluntarios de SEO Birdlife en las montañas de Aragón.

Varias agencias, como Turismo Responsable, organizan programas de voluntariado combinado con la posibilidad de conocer culturas exóticas, como los que proponen ir a Camboya para contribuir a plantar árboles y alimentar elefantes, a Guatemala para conocer las comunidades nativas o a Costa Rica para promover el turismo sostenible.