El turismo de sol y playa pierde fuelle en España

El turismo cultural acaparó un 28% de las menciones turísticas en redes sociales entre enero y agosto. Foto: Museo del Prado.

El turismo de sol y playa pierde fuelle en España

Los visitantes internacionales apuestan por otros productos turísticos, especialmente propuestas culturales y de naturaleza

Hay vida más allá del turismo de sol y playa en España. Al menos para los visitantes internacionales, que acuden al país con otras motivaciones en sus viajes y que buscan principalmente nuevas experiencias y enriquecimiento personal, lo que se traduce en una mayor demanda de productos turísticos de cultura y naturaleza.

Así, según un estudio realizado por Mabrian Technologies, en colaboración con Interface Tourism Spain, productos maduros como el sol y playa y el ocio nocturno están perdiendo relevancia en favor del turismo activo, natural y cultural.

El turismo cultural es el que genera mayor interés entre los usuarios con un 28% de las menciones turísticas, por encima incluso del sol y playa (19%).  El top 5 de productos turísticos lo completan el turismo natural (11%), activo (10%) y gastronómico (9%).

Auge del turismo cultural

El informe que constata la evolución en los intereses de los turistas que visitan España se realizó sobre el análisis de más de 55 millones de menciones espontáneas de los visitantes en sus redes sociales realizados entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2018 y el mismo periodo del 2017, referentes a 113 destinos turísticos de toda España, tanto costeros como urbanos y de interior.

El turismo cultural es el que genera mayor interés entre los usuarios y acapara un 28% de las menciones turísticas, por encima incluso del sol y playa (19%).  El top 5 de productos turísticos para 2018 lo cierran el turismo natural (11%), activo (10%) y gastronómico (9%).

El interés relativo a los productos de sol y playa y ocio nocturno cede protagonismo de manera clara (-10% y -7% respectivamente), con respecto a productos turísticos alternativos como bienestar (+14%), natural (+9%) y activo (+6%)

Atendiendo a las tendencias que siguen estos intereses en la comparativa interanual, observamos cómo el interés relativo a los productos de sol y playa y ocio nocturno cede protagonismo de manera clara (-10% y -7% respectivamente), con respecto a productos turísticos alternativos como bienestar (+14%), natural (+9%) y activo (+6%).

Intereses visitantes 1

Bienestar y salud

El estudio destaca que el producto wellness, relacionado con bienestar, protagoniza el mayor incremento de interés por parte de los usuarios en general. Aunque esta motivación no era prioritaria en 2017 (2,89% de las menciones), cobró protagonismo en 2018.

El aumento de las menciones turísticas relacionadas con la práctica de yoga, la tranquilidad, o el estilo de vida 'slow' muestran claramente una oportunidad de crecimiento para los destinos españoles

El aumento de las menciones turísticas relacionadas con la práctica de yoga, la tranquilidad, o el estilo de vida slow muestran claramente una oportunidad de crecimiento para los destinos españoles.

Mercados emisores

En un análisis más detallado respecto de los principales mercados emisores para España se observan diferentes tendencias. Sin embargo, todos muestran una variable común: la caída del interés en los productos de sol y playa y ocio nocturno, y el incremento por productos turísticos activos y naturales.

Intereses Visitantes 2

Entre las diferencias más notables por mercados de origen, destaca el aumento del interés de los italianos por las compras (+22%) y el wellness o bienestar (+11,6%). Por el contrario, baja su interés en ocio nocturno (-12%) y playa (-1%).

Por su parte, los británicos dispararon sustancialmente su interés por el producto familiar (+14%) y por las propuestas de naturaleza (+21%) y turismo activo (+11%).

Un cambio estructural en el posicionamiento turístico de España abrirá la puerta a las ansiadas desestacionalización y diversificación en el sector, pero también a la segmentación de nichos y targets 

Mientras, los alemanes lo hicieron por el producto relacionado con el bienestar (+7,5%), la naturaleza (+15%) y el turismo activo (+5%). Por último, los franceses destacan en su incremento por el interés en productos culturales (+5%), así como naturaleza (+11%).

Posicionamiento turístico de España

A la vista de este estudio, que se enmarca en el debate entre los distintos agentes públicos y privados que conforman el sector turístico, hay margen para iniciar un cambio estructural en el posicionamiento turístico de España.

Un cambio que, según muestran los datos, vendría acompañado de una respuesta positiva por parte de los visitantes.

Todo ello abre la puerta a las ansiadas desestacionalización y diversificación del sector turístico español, lo que permita acceder a nichos de mercado y targets diferenciados, que aportan más valor en sus visitas e incrementan el gasto turístico.

Un cambio de rumbo en la oferta tradicional del turismo español permitiría competir en mejores condiciones con destinos competidores en el Mediterráneo que fomentan agresivas políticas de precios 

No en vano, se ha establecido relaciones directas entre los visitantes interesados en productos como el cultural y activo, y el gasto medio por turista.

Búsqueda de valor añadido

Un cambio de rumbo en la oferta tradicional del turismo español permitiría, además, a muchos destinos reducir su exposición al mercado intermediado, competir en mejores condiciones con destinos mediterráneos que están recuperando sus niveles de turismo mediante agresivas políticas de precios y repensar una estrategia que aporte valor añadido más allá del turismo de sol y playa.