¿Un submarino privado para explorar las profundidades? ¿Por qué no?

Quizás en pocos años sea posible tener un submarino privado. Foto: U-Boat Worx

¿Un submarino privado para explorar las profundidades? ¿Por qué no?

Una compañía holandesa desarrolla el submarino más pequeño del mundo, donde dos personas pueden sumergirse hasta 100 metros de profundidad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/04/2020 - 12:11h

Muchos cruceros de expedición de alta gama ofrecen viajes en submarino a sus pasajeros, de los que algunos llegan hasta los 300 metros de profundidad. Pero quizás no haga falta contratarlo para sumergirse entre arrecifes y barcos hundidos, porque en breve será posible comprar un submarino privado. Este es Nemo.

La idea es de la compañía neerlandesa U-Boat Worx. Esta firma es conocida en el mundo náutico por desarrollar diferentes modelos de submarinos de bolsillo, que son buscados tanto por navieras para sus cruceros de lujo como para compañías de expedición científica y productoras de cine.

Cómo es el submarino más pequeño del mundo

Este capricho para los amantes de las profundidades pueda llevar dos personas a bordo. Se trata de un vehículo sumergible que mide 1,5 metros de alto y pesa 2,5 toneladas. Con un ancho de 2,31 metros y un largo de 2,8 metros, es más pequeño que dos motos de agua.

El submarino de bolsillo Nemo pesa 2,5 toneladas y es más pequeño que dos motos de agua juntas

Una vez dentro del agua puede desarrollar velocidades de hasta 5,5 kilómetros por hora, y su capacidad de inmersión llega a los 100 metros. Además la autonomía de sus baterías le permite navegar durante ocho horas.

Small yacht v10 scaled

El Nemo entra fácilmente en un yate mediano o grande. Foto: U-Boat Worx

Conducirlo como un videojuego

A pesar de su pequeño tamaño el submarino Nemo tiene su sistema de descomprensión y diversos sistemas de seguridad para garantizar la inmersión sin riesgos, como controles automáticos de ascenso o descenso en caso de problemas.

[Para leer más: Los submarinos se suman a los cruceros más lujosos]

A bordo se puede manejar con un joystick llamado Manta, no muy diferente al de un videojuego. Incluso también se puede controlar de forma remota desde un barco o en la superficie, en un puerto o playa.

Eso sí: para estar al frente del Nemo la compañía U-Boat Worx exige que se realice un curso de 12 días en las instalaciones que tiene en la isla de Curaçao, al sur del Caribe.

U BoatWorx BW 298 scaled

El sistema de conducción es similar al mando de un videojuego. Foto: U-Boat Worx

Capricho para amantes del mar

La cabina cuenta con aire acondicionado, equipos de comunicación con la superficie y un sistema de luces que aportan claridad conforme se desciende en las profundidades.

Si el comprador quiere, se le pueden añadir más luces, equipo de sónar y punteros láser.

Aunque se dispongan de los 975.000 euros que cuesta el Nemo hay que esperar que la compañía tenga suficientes pedidos para lanzar el producto al mercado

El precio de cada submarino de bolsillo es 975.000 euros, pero por más de que uno tenga el dinero en la mano, tendrá que esperar un poco para poder llevarlo a casa o al yate.

Wooden cabin v2

El precio del submarino se acerca al millón de euros. Foto: U-Boat Worx

U-Boat Worx precisó que las compras se hacen por encargo, y que lanzarán el producto al mercado una vez tengan una cantidad de pedidos suficientes para garantizar la inversión. Sin embargo, no aclaró cuántas solicitudes serán necesarias para que en un par de años estos micro submarinos se conviertan en realidad.