¿Un verano sin conciertos ni festivales?

Festival Castell de Peralada en la pasada edición. Foto David Borrat EFE.

¿Un verano sin conciertos ni festivales?

La cancelación del Festival de Peralada pone el foco sobre otras grandes citas musicales, de Cap Roig Festival a Starlite, Mad Cool o Primavera Sound

Mar Nuevo

Madrid

06/05/2020 - 17:38h

La 34ª edición del Festival de Peralada, prevista entre el 2 de julio y el 15 de agosto de 2020, no se celebrará. Tras la supresión de fiestas populares y eventos multitudinarios, las grandes citas musicales del verano buscan a contra reloj fórmulas que permitan su celebración entre medidas de seguridad y distancia social.

El Primavera Sound, que congrega a unos 200.000 amantes de la música cada año, movió ficha a finales de marzo, anunciando un cambio de fechas. Si debía celebrarse del 3 al 7 de lo hará finalmente del 26 al 30 de agosto. Si es que puede.

No se levantará el telón para el festival Castell de Peralada, que evalúa ahora la posibilidad de realizar un evento paralelo en streaming

El 8 de abril cancelaba su programación el CaixaBank Polo Festival y hoy anuncia idéntica decisión el Festival Castell de Peralada, solo un día después de que el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, evitara ayer dar una fecha. Un día y un mes a partir de los cuales se podrán programar conciertos o festivales.

[Para leer más: De Friends a Breaking Bad, así se verían las series en cuarentena]

Los festivales, en el aire

De momento “hay que esperar” sostuvo el ministro. Si hay música en directo o no será algo que determinarán “criterios de sanidad, científico y de prudencia”.

En principio la vuelta de la música en directo se establece, según el plan de desescalada del gobierno, en la fase 3. Pero aún es pronto para precisar cuándo será eso.

Festival Castell de Peralada. Foto Toti Ferrer

Festival Castell de Peralada. Foto: Toti Ferrer.

Todo el sector de la cultura estaba ayer pendiente de sus palabras. Y prácticamente la totalidad lo consideró “decepcionante e insuficiente”, según expresó el presidente de la Asociación de Promotores Musicales (APM), Albert Salmerón, que añadió que deja fuera “al 95% del sector de la música en directo”.

En estas circunstancias, sostiene, será “muy difícil” la celebración de festivales este verano, o al menos los de “complejo formato”.

Castell de Peralada

No será viable levantar el telón este verano para asistir al gran montaje de la ópera Aida de Verdi bajo la mirada escénica de Paco Azorín en el marco del Festival Castell de Peralada, que ya anunció su cancelación.

Lo debía inaugurar, el 2 de julio, la compañía estadounidense de danza Houston Ballet que, por cierto, también ha cancelado su gira europea de celebración del cincuenta aniversario y que finalizaba precisamente con su participación en la villa del Alt Empordà.

La presidenta de la Fundación Castell de Peralada, Isabel Suqué, apela a la responsabilidad: para seguir adelante, sostiene, “Debemos estar totalmente seguros de poder cumplir unas garantías sanitarias que eviten la propagación o el rebrote del coronavirus y, en estos momentos de tanta incertidumbre, creemos que eso no es posible”.

Suqué menciona las “incógnitas” que rodean hoy a la celebración de conciertos y festivales, la “más que probable” ausencia de vuelos internacionales, las limitaciones en el número de asistentes y las dificultades de ajustar las actuaciones al escenario”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Festival Castell Peralada (@festivalcastellperalada) el

Un festival paralelo

Pese a haber “estudiado a fondo las medidas anunciadas por parte de la autoridad competente, así como también todas las alternativas posibles”, la conclusión es que “no es viable celebrar la edición 2020 con todas las garantías sanitarias, así como de organización y montaje”.

La incertidumbre respecto a las limitaciones de aforo, los nuevos protocolos de trabajo y ensayo o la posibilidad de un rebrote son otras de las razones que se aluden. Además, y en el mejor de los escenarios, “en bastantes semanas no estarán permitidos los desplazamientos entre diferentes demarcaciones, con todo lo que ello supone para la movilidad del público asistente y, por lo tanto, de la viabilidad del propio acontecimiento”.

Pese al anuncio de cancelación, la organización estudiará la posibilidad de ofrecer contenido cultural “preferiblemente en streaming”.

En paralelo, comenzará hoy mismo a reintegrar automáticamente los importes de todas las entradas vendidas.

Sting en la pasad edición del Starlite Festival. Foto EFE APZ

Sting en la pasada edición del Starlite Festival. Foto: EFE | APZ.

Starlite

Otras grandes citas se resisten a tirar (aún) la toalla. Unas pocas antes del anuncio de Peralada, Starlite Catalana Occidente, que se autodefine como el “festival boutique más importante de Europa” y previsto este año entre el 2 de julio y el 29 de agosto, anunciaba que seguía trabajando con toda su energía e ilusión para poder celebrar la edición de este año.

Afirman que se cumplirá “la nueva normativa que defina el gobierno de España para espectáculos públicos y las medidas específicas para los conciertos al aire libre” que, según sostiene “llevamos semanas esperando con muchas ansias y que podrían condicionar nuestros planes”.

Cap Roig Festival

En esta misma línea aún mantienen las expectativas otras citas, como el Cap Roig Festival, programado entre el 12 de julio y el 22 de agosto.

En cada post de sus redes sociales, los aficionados aprovechan para preguntar por los diferentes conciertos y qué pasará con sus entradas.

Mad Cool se resiste a tirar la toalla. Foto Kiko Huesca | EFE.

Mad Cool se resiste a cancelar su próxima edición. Foto: Kiko Huesca | EFE.

Unos días antes, el 8 de julio, debería arrancar el Mad Cool Festival, que el año pasado congregó a 185.000 amantes de la música. El 17 de abril la organización del festival señalaba que “cada día que pasa, las posibilidades de encontrarnos para disfrutar de la música en el recinto de Valdebebas se van reduciendo”. El anuncio se producía el mismo día en que se notificaba la cancelación de la gira europea de Taylor Swift, una de las grandes figuras de su cartel.

Por el momento, sin embargo, la venta de entradas sigue abierta y no hay noticias de cancelación.

El FIB de Benicassim, el Medusa Sunbeach de Cullera o el Arenal Sound que se celebra en Burriana (Comunidad Valenciana), los dos últimos con más de 300.000 asistentes, siguen deshojando la margarita.