Una colección hallada en un contenedor da alas al Museo Marítimo

Unas 3.800 fotografías de Barcelona y los pueblos de Cataluña se incorporan al Museo Marítimo. Foto: Joaquín Tusquets-MMB

Una colección hallada en un contenedor da alas al Museo Marítimo

El Museo Marítimo compra 3.800 fotografías de escenas marinas de la posguerra que habían sido encontradas en un contenedor de basura en Palma

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/06/2020 - 10:47h

El patrimonio de los museos se nutre de investigaciones, donaciones, adquisiciones y, en ocasiones, de la casualidad. Es el caso del Museo Marítimo de Barcelona (MMB), que incrementará su fondo documental con la compra de 3.800 fotografías que habían sido encontradas en un contenedor de basura en Palma.

El museo compró una colección de negativos del puerto de Barcelona y de varios pueblos costeros de Cataluña realizadas entre 1942 y 1959 por el fotógrafo Joaquín Tusquets de Cabirol.

Testigo de la vida en puertos y playas

Los negativos sobre plástico están en formato 6 x 6, son en blanco y negro “y están en buen estado de conservación”, indican fuentes del museo.

MollBCN JTusquets MMB

Día de paseo por los muelles de Barcelona. Foto: Joaquín Tusquets-MMB

Las imágenes habían sido realizadas por el fotógrafo Joaquín Tusquets de Cabirol entre 1942 y 1959, un período del que el museo tenía pocas imágenes documentales

En ellos se ven escenas cotidianas en la terminal portuaria barcelonesa, así como en Sitges, Castelldefels y Montgat entre otros destinos, con tomas de los muelles, barcos, de los trabajadores, las zonas de recreo y las playas; irreconocibles en muchos casos por la ausencia de edificios o por las amplias extensiones de los arenales.

Gran calidad técnica

También se encontraron unas cuantas imágenes de pueblos de las comarcas interiores de Cataluña e incluso algunas fotografías de Sevilla o París.

[Para leer más: ¿Qué nos espera en los museos españoles cuando reabran?]

El autor era semi profesional, pero sus fotografías habían sido realizadas “con una gran habilidad técnica y una muy cuidada composición artística”, precisan en el Museo Marítimo.

Fruto de la casualidad

Los miles de negativos fueron encontrados en una caja de zapatos en un contenedor en Palma de Mallorca en 2004. Su descubridor, Toni Mengual, se tomó el paciente trabajo de conservarlo, digitalizarlo y documentarlo, lo que le ha permitido sortear el paso del tiempo en excelentes condiciones.

Las imágenes se encontraban en una caja de zapatos, que había sido tirada a un contenedor de basura en Palma de Mallorca

Hace dos años el museo barcelonés intentó adquirir la colección, pero por falta de recursos económicos las negociaciones quedaron estancadas.

FotodesdelMollEspanyaBCN JTusquets MMB

Un pintor con algunos curiosos en el Muelle de España, en Barcelona. Foto: Joaquín Tusquets-MMB

Pero hace pocas semanas llegó una ayuda económica de la Diputación de Barcelona, y las imágenes portuarias fueron compradas por 15.000 euros.

Un período del que hacían falta imágenes

La llegada de este material permite completar las colecciones del museo en un período de que el centro tiene poco material fotográfico, que permitirá tanto a investigadores como al público ahondar sobre la historia marítima durante los años de posguerra.

“El valor testimonial de estas fotografías y la sensibilidad artística del autor le otorgan un valor añadido”, precisan en el MMB.

PlatjadeCastelldefels JTusquets MMB

La playa de Castelldefels, solitaria e irreconocible. Foto: Joaquín Tusquets-MMB

Reapertura del museo

El impacto positivo que ha tenido esta adquisición en las redes sociales del museo decidieron acelerar los planes para presentar las imágenes en una muestra, que posiblemente se realice a fines de año.

Por lo pronto este lunes 22 de junio el Museo Marítimo reabrirá sus puertas, por supuesto que con un refuerzo de las medidas de limpieza y desinfección y con una serie de protocolos para garantizar la seguridad de los visitantes.