Los abogados oportunistas exprimen las falsas intoxicaciones

Una furgoneta de los cazadores de reclamaciones, impulsores de las estafas a hoteles.

Los abogados oportunistas exprimen las falsas intoxicaciones

La patronal de las agencias británicas denuncia que no cesa la presión de los bufetes de abogados oportunistas para realizar denuncias falsas de intoxicaciones

Según la Asociación Británica de Agentes de Viajes (ABTA), un 19 % de los británicos es alentado por bufetes de abogados a solicitar indemnizaciones a operadores de viajes por supuestas enfermedades sufridas o adquiridas durante sus vacaciones en el extranjero.

Las empresas de reclamaciones contactan la mayoría de veces con clientes de agencias de viaje a su regreso en territorio británico. Luego los animan para que pidan una indemnización por alguna supuesta indisposición de salud sufrida durante su estancia en el extranjero.

Dado que en Gran Bretaña no hace falta aportar más pruebas que un ticket de compra de un medicamento, iniciar una causa judicial es muy fácil y los hoteles españoles, para evitar el escándalo mediático o tener que pagar a abogados, termina accediendo a indemnizar al turista con el monto total de su estadía.

Desde 2013, este tipo de quejas han aumentado un 500% en el Reino Unido, mientras que la cantidad de demandas por indisposición que se han presentado directamente en hoteles o centros vacacionales se han mantenido estables.

Penas de prisión

En una declaración a la agencia de noticias EFE, Mark Tanzer, director ejecutivo de ABTA, dijo que algunas compañías “sin escrúpulos” están "animando a la gente a presentar reclamaciones falsas de enfermedad", lo que, de descubrirse, podría "reportarles (a los clientes) una buena multa o incluso una pena de prisión".

La justicia británica ha enviado a prisión a turistas que han presentado denuncias falsas de intoxicación

El 70% de los encuestados por ABTA desconocía que presentar una reclamación falsa puede llevar a grandes multas e incluso penas de prisión en el Reino Unido.

"Las reclamaciones falsas no solo exponen a los veraneantes británicos a serias penalizaciones, están costando a las empresas de viajes y a los hoteleros (a quienes a menudo se traspasa el coste) decenas de millones de libras y mancillando la reputación de los británicos en el extranjero", afirmó Tanzer.

Los británicos son el principal colectivo entre los turistas que visitan España.
Los británicos son el principal colectivo entre los turistas que visitan España.

El director de ABTA, instó de igual manera al gobierno británico a introducir antes de la próxima temporada de vacaciones nuevas medidas para disuadir la presentación de quejas fraudulentas.

En octubre del año pasado, una pareja del noroeste de Inglaterra fue condenada a prisión por hacer una reclamación flasa sobre una falsa enfermedad sufrida durante sus vacaciones. La semana pasada otra pareja fue declarada culpable de fraude por pretender que habían sufrido una gastroenteritis mientras pasaban unos días de descanso, organizados por una agencia de viaje en Turquía.

La mayor cantidad de estas reclamaciones falsas afectan a países del mediterráneo y sur de Europa como España, Italia, Grecia y Portugal