Cuatro vías verdes para disfrutar de la naturaleza sobre dos ruedas

Vía Verde de la Sierra de la Demanda, una de las más bonitas de España.

Cuatro vías verdes para disfrutar de la naturaleza sobre dos ruedas

Por montañas, lagos, pueblos y ríos. Los 2.700 kilómetros de vías verdes aportan una manera distinta de conocer los paisajes de España

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

24/06/2019 - 12:23h

España cuenta con 2.700 kilómetros de vías verdes, antiguos trazados ferroviarios reconvertidos en itinerarios para senderistas y amantes de la bicicleta. Estos transcurren por caminos costeros, ribereños, atraviesan bosques y montañas, y cada tanto se descubren pueblos mineros, agrícolas o turísticos.

La gran mayoría de estas vías son planas o con una pendiente que no supera el 3%, con curvas anchas, trazados ideales para los que buscan disfrutar sin necesidad de fatigar las piernas.

Además del paseo, las salidas son la oportunidad para descubrir el patrimonio histórico, gastronómico y cultural de diversas comarcas españolas.

Esta es una selección de rutas de EscapadaRural.com. Es cuestión de alistar la bicicleta y empezar a pedalear.

Vía Verde de la Sierra, Cádiz

Entre los pueblos gaditanos de Puerto Serrano y Olvera este itinerario recorre una de las sierras más meridionales de la península.

Vía Verde de la Sierra Cádiz Fundacion Vias Verdes de la Sierra
Esta vía verde atraviesa dominado por los ríos. Foto: Fundación Vias Verdes de la Sierra.

Cruzado el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen, esta vía de 36,5 kilómetros espectaculares atraviesa un paisaje dominado por los ríos Guadalete, Gaudalporcún y Gaudamanil, y alcanza rincones imponentes como el Peñón de Zaframagón, la mayor reserva de buitres de Andalucía y una de las más pobladas de Europa.

[Para leer más: El cicloturismo aspira a multiplicar por siete su negocio]

Entre molinos, viaductos y túneles, esta ruta da además la oportunidad de conocer localidades como Olvera, uno de los pueblos blancos de Cádiz con más personalidad. Allí se encuentran los Alojamientos Rurales La Encina y El Prado, con barbacoa, una gran piscina y unas vistas estupendas de la serranía.

Vía Verde de los Ojos Negros, Teruel y Valencia

Para los que buscan una ruta con muchos kilómetros por delante en los que disfrutar de distintos tipos de enclaves naturales, la Vía Verde de los Ojos Negros, que une Teruel y la costa de Valencia, es una auténtica delicia.

Esta es la fecha es la vía verde más larga de España: 160 kilómetros divididos en dos tramos con el valle del río Palancia como decorado de fondo.

La Vía Verde de los Ojos Negros, entre Teruel y Valencia, es la más larga de España, con 160 kilómetros

También conocida como la vía minera, gran parte de esta ruta se abre camino sobre el ferrocarril minero de la Sierra Menera.

Via verda ojos negros
La Vía Verde de los Ojos Negros une a Teruel con Valencia. Foto: Wikipedia.

Campos de cultivo, miradores, túneles, ruinas, plantaciones de naranjos y masías forman parte del paisaje que atraviesa esta larga vía verde que está entre las preferidas por los ciclistas.

Desde el altiplano de Barracas, al pie de la Sierra de Javalambre, esta vía desciende hasta las orillas valencianas del Mediterráneo.

Para descansar, se sugiere La Casa de la Estación, en la localidad de la Estación Mora de Rubielos, una finca agrícola dedicada al cultivo de la trufa y rodeada de plantaciones y bosques de encinas.

Vía Verde de la Sierra de la Demanda, Burgos

Entre bosques de hayas y robles transcurre esta ruta de 54 kilómetros entre Arlanzón y Monterrubio de la Demanda, una vía verde que aprovecha la vieja vía ferroviaria que empezó a construirse a finales del siglo XIX y que dejó al descubierto los yacimientos de Atapuerca.

Al recorrer túneles, lagunas y las orillas del río Arlanzón, en esta vía verde es un buen debut para los que quieran estrenarse en el cicloturismo.

[Para leer más: Estas son las carreteras secundarias más bonitas de España]

La ruta termina en la localidad de Monterrubio de la Demanda, un pequeño municipio vinculado a las rutas de trashumancia que esconde interesantes sorpresas para el visitante como su ermita, la iglesia de San Juan Bautista o un molino harinero restaurado.

Vía Verde de la Sierra de la Demanda Da Font
La Vía Verde de la Sierra de la Demanda presenta un recorrido sencillo. Foto: Da Font

Cerca de allí, en el vecino Barbadillo del Pez, se encuentra la casa El Mirador del Pedroso, un alojamiento que ha sido reformado y ha sabido mantener el encanto de una casa de pueblo.

Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro

Cuando se trata de elegir las vías verdes más interesantes de la península, la del Ferrocarril Vasco Navarro no falta prácticamente en ningún ranking. Se trata de un itinerario de 85 kilómetros entre el puerto de Arlabán y la localidad de Estella, imprescindible para los amantes de la naturaleza en estado puro.

La Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro es una de las rutas favoritas por los amantes del cicloturismo

51 años después de que pasara el último ferrocarril se terminó la rehabilitación del último tramo entre Vitoria y Estella, de 9,5 km, que conecta Arbeiza y Murieta.

Puente de Olaranbe 02
El Puente de Olaranbe, en la Vía Verde del Ferrocarril Vasco Navarro. Foto: Wikipedia.

La vía, que cruza de norte a sureste la provincia de Álava para adentrarse por la montaña alavesa, llega a Estella, parada obligatoria repleta de tesoros en forma de palacios, casas señoriales, iglesias, conventos y puentes que le han dado el sobrenombre de la Toledo del norte.

Muy cerca de esta ciudad, a menos de cinco kilómetros, se puede descansar en Muskildia Etxea, una confortable casa de piedra ubicada en Villatuerta, un pequeño pueblo de Tierra Estella.