Virgin Galactic llevará turistas a la Estación Espacial Internacional

El avión White Knight Two en Spaceport America, la base de Virgin Galactic. Foto: Virgin Galactic-EFE.

Virgin Galactic llevará turistas a la Estación Espacial Internacional

La compañía aeroespacial de Richard Branson firma un acuerdo con la NASA para realizar vuelos privados a la estación científica

Mar Nuevo

Madrid

23/06/2020 - 11:33h

Con la comercialización del espacio en el horizonte y el diseño de estancias turísticas en la Estación Espacial Internacional, quedaba por resolver cómo llegarán estos viajeros al más famoso laboratorio orbital. El acuerdo entre Virgin Galactic y la NASA permitirá a la compañía del magnate Richard Branson convertise en el transporte de estos turistas espaciales a la estación.

Según anunció la compañía en un comunicado, este acuerdo impulsará los vuelos comerciales de pasajeros a la Estación Espacial Internacional (EEI) y desarrollará una “economía robusta” en el espacio.

En línea con el objetivo de la NASA, que pretende incrementar el uso comercial de la infraestructura espacial, Virgin Galactic se encargará de hacer llegar viajeros (no astronautas) a la estación, lo que incluye identificar clientes potenciales, proporcionar formación y entrenamiento y organizar el transporte a la estación.

Los viajes de Virgin Galactic se enfocan a viajeros que quieran experimentar un vuelo espacial, pero también a misiones de investigación científica y tecnológica

[Para leer más: ¿Agobiado del encierro? Viajemos a la Estación Espacial Internacional]

De laboratorio orbital a hotel

Así, según esta asociación, firmada con el Centro Espacial Johnson de la agencia norteamericana, la NASA aprovechará la experiencia comercial y el conocimiento de la industria de Virgin Galactic, que diseñará paquetes integrados de entrenamiento ideados “para satisfacer las necesidades de una experiencia de vuelo espacial”.

Los viajes, explicó, podrían variar desde usuarios privados hasta misiones de investigación científica y tecnológica respaldadas por el gobierno.

Virgin Galactic encabeza la carrera del turismo espacial.

Además de Virgin Galactic, SpaceX y Blue Origin compiten por el liderazgo del turismo espacial.

Virgin dispone de su propia plataforma de lanzamiento en el desierto de Nuevo México, donde se llevarán a cabo partes del nuevo programa con la NASA, incluido el entrenamiento de astronautas, si bien no parece posible que pueda transportar a estos exploradores espaciales en sus propios vehículos.

Para el transporte de los viajeros Virgin Galactic podría asociarse con SpaceX, que ya logró enviar a dos astronautras a la Estación Espacial Internacional

El SpaceShipTwo de Virgin es un avión espacial suborbital incapaz de llegar a la Estación Espacial Internacional y, hasta el momento, la compañía solo ha logrado enviar a cinco personas al espacio en dos vuelos de prueba suborbitales -si bien anunció haber recibido ya alrededor de 600 reservas para estos vuelos, con un precio de 250.000 dólares (221.000 euros) por asiento.

Para hacer realidad los viajes a la estación podría contar con los servicios de SpaceX, la compañía de Elon Musk y que ya ha enviado dos astronautas a la EEI, o el gigante aeroespacial Boeing, que desarrolla por su parte una cápsula espacial (Starliner) y que además ha invertido 20 millones de dólares (17,7 millones de euros) en Virgin Galactic.

Lo que sí destacó Virgin en su comunicado es que las “experiencias espaciales existentes de la compañía podrían desempeñar un papel importante en el entrenamiento para viajes orbitales, permitiendo a los pasajeros familiarizarse con el medio ambiente en el espacio, como fuerzas G y cero G”.

En este sentido, añade, la base de operaciones de Virgin Galactic, Spaceport America, se utilizará para algunos elementos del programa de entrenamiento, empleando las instalaciones diseñadas para el entrenamiento privado de astronautas.

Virgin Galactic no está sola en la carrera del turismo espacial: además de ella y de SpaceX de Elon Musk, que completó con éxito una misión el mes pasado con su nave Crew Dragon, el dueño de Amazon Jeff Bezos también tiene una compañía llamada Blue Origin que trabaja para llevar turistas al espacio.