Los visados siguen frenando la llegada de turistas chinos

La Unión Europea se marca como reto incrementar un 8% los visitantes chinos. EFE-CM.

Los visados siguen frenando la llegada de turistas chinos

La Unión Europea rediseña la estrategia de atracción del turismo chino y busca que viajen más días y fuera del circuito de las grandes capitales

Los chinos son el futuro del turismo internacional. Europa y, especialmente países como Francia e Italia, es uno de los receptores de este suculento mercado que reclama, sin embargo, políticas concretas en materia de visados o medios de pago para adaptarse a las expectativas de sus visitantes y, a la vez, diversificar su impacto económico.

Para lograrlo, la Unión Europea quiere ofrecer destinos más diversos a los turistas chinos y, especialmente, lograr que estos -un total de 13,6 millones en 2017- dejen de pensar que “se puede visitar Europa en cuatro días”, según afirmó el embajador de los 28 en China, Nicolas Chapuis.

En un acto en Pekín en el que adelantó detalles del acto de clausura del Año del Turismo UE-China, que se celebrará el próximo 17 de noviembre en Xi’an, al norte del país asiático, Chapuis señaló también algunas de las medidas que plantea la UE para atraer a más turistas, entre las que destaca la apertura de más centros de visado.

El sector turístico europeo se marca como objetivo aumentar el número de turistas chinos en un 8%

Agilizar los trámites

Los visados son, en la actualidad, una de las barreras que sufren estos visitantes y que afecta de forma muy desigual a los diferentes países miembros de la UE. Es el caso de España, que tarda de media de 15 días en tramitar este permiso, muy alejado de los cinco días que conlleva en Italia, dos en Suiza o uno en Francia.

China, con 129 millones en 2017, es uno de los emisores de turistas más importantes del mundo, aunque la mayoría de ellos visitan otros países asiáticos

Entre los retos para adaptarse a “las expectativas de los chinos”, en palabras del diplomático, se cuentan también la posibilidad de pagar con WeChat o Alipay, dos de las plataformas de pagos móviles más populares de China.

“Todo esto se está poniendo en marcha para atraer a más turismo”, señaló Chapois, quien auguró que “hay mucho espacio para la expansión”, especialmente en “lugares que los turistas chinos hoy en día no conocen”.

Un turista chino tarda, de media, 15 días en tramitar un visado para viajar a España, muy alejado de los cinco días que conlleva este trámite en Italia, dos en Suiza o uno en Francia

El objetivo, así, pasa por ofrecer destinos más diversos y desconocidos en Europa, que motiven a estos viajeros a quedarse más tiempo y entiendan diferentes facetas del turismo.

Aumentar un 8% las llegadas de chinos

Aumentar el número de turistas chinos en, al menos, un 8% es el reto del sector en Europa, algo sobre lo que la delegación europea en China se mostró esperanzada, aunque habrá que esperar a mediados de 2019 para conocer las cifras.

De cara al futuro, la Unión Europea sigue negociando con China un acuerdo para facilitar el proceso de obtención de visados, y en este sentido se han celebrado ya dos reuniones a nivel de expertos.

La ceremonia de clausura del Año del Turismo contará con la presencia de varios embajadores europeos -entre ellos, el de España, Rafael Dezcallar- y de la directora general para Mercado Interno, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Comisión Europea, Lowri Evans.

La clausura del Año del Turismo UE-China será el próximo 17 de noviembre en la ciudad de Xi'an

Año del Turismo UE-China

"El propósito de este Año del Turismo era acercar a los pueblos de la UE y de China aumentando en la medida de lo posible el número de turistas chinos en Europa y de turistas europeos en China, no solo para comprender la cultura, sino también la economía, la sociedad y la vida intelectual de ambas regiones", indicó Chapuis.

A falta de saber si se han logrado los objetivos concretos en cuanto a llegada de visitantes, la iniciativa, según el diplomático, ha facilitado que "los negocios turísticos y de servicios de ambas partes se conozcan y creen nuevas vías para las oportunidades de negocio".

La nueva estrategia apuesta por ofrecer destinos más diversos y desconocidos en Europa, que motiven a estos viajeros a quedarse más tiempo y entiendan diferentes facetas del turismo, fuera de los circuitos en las grandes capitales

El Año del Turismo UE-China fue anunciado en julio de 2016 por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro chino, Li Keqiang, con el objetivo de incrementar el turismo en ambas direcciones.

China, con 129 millones en 2017, es uno de los emisores de turistas más importantes del mundo, aunque la mayoría de ellos visitan otros países asiáticos; en ese año, el número de chinos que visitó Europa fue de cerca de 13,6 millones.