Cinco ciudades mediterráneas desconocidas para escaparse en invierno

Rovinj mantiene la belleza de las pequeñas ciudades costeras del Adriático, pero sin el aluvión turístico.

Cinco ciudades mediterráneas desconocidas para escaparse en invierno

Sin aluviones turísticos, pero con el clima suave del Mediterráneo, estas ciudades fuera del radar son recomendadas para una escapada invernal

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

25/12/2018 - 18:00h

Si se pretende esquivar al frío en invierno en Europa no hay más opciones que dirigirse a la costa mediterránea. Pero como muchos destinos suelen ser meca de turistas ansiosos por robar un poco de sol, hay que poner rumbo a otras ciudades poco conocidas y que quedan fuera del radar del turismo masivo.

Siguiendo las recomendaciones de Jet Setter, emprendemos un recorrido por las Baleares, las costas de Italia del norte y sus islas del sur, las Cícladas griegas y el litoral croata para desconectar en invierno sin gente alrededor.

punta ala

5 Punta Ala -- Italia


Mientras que todo el mundo mira a la Costa Amalfitana o a Cinque Terre, los italianos prefieren enfilar hacia el litoral de la Toscana. Tienen razón: allí está la bonita Maremma, entre el sur de esta región y el norte de Lacio.
Las playas menos concurridas de Punta Ala cuentan con complejos como el Baglioni Resort Cala del Porto, que puede ser usado como base para explorar los bosques, viñedos y acantilados de la zona.
Y si no hay tanto ánimo de aventura, se pueden dejar pasar las horas con un Aperol Spritzes mientras se contempla la costa agreste y la isla de Elba en el horizonte.

Ischia Castello Aragonese

4 Ischia -- Italia


Mientras que Capri se lleva todos los focos, su hermana menor Ischia tiene paisajes similares pero (por suerte) con menor popularidad. Sin embargo, es posible que la llegada de la serie My Brilliant Friend, basada en la obra de la escritora napolitana Elena Ferrante, multiplique su exposición pública.
Antes de que eso suceda, se pueden conocer sus famosas fuentes termales, sus pequeñas iglesias, los jardines botánicos y las trattorias más amigables y menos sofisticadas que las de Capri.
Se puede conocer el Albergo de la Regina Isabella, donde solían pasar largas estancias Richard Burton con Liz Taylor, así como otros sitios descriptos por Ferrante, como el Lago Ameno, la playa de Maronti o el encantador pueblito de Barano.

paros

3 Paros -- Grecia


Aunque sea invierno, en Mykonos y Santorini siempre habrá turistas. Para conocer cómo son los pueblos más auténticos del Egeo se puede navegar hasta la isla de Paros, una de las Cíclades. El puerto de Naousa mantiene una interesante oferta gastronómica y de centros de ocio, aunque varios cierran sus puertas fuera de temporada.
Ya que la oferta hotelera no es demasiado abundante, es mejor reservar la estancia en alguna de las lujosas residencias como la de White Key Villas, donde además de tener una interesante experiencia para descansar también se pueden contratar excursiones por las calas, ya sea en un velero o en kayak. Y si alguien se anima al submarinismo, hay sitios donde se pueden ver los esqueletos de aviones caídos en la Segunda Guerra Mundial.

santjosep talaia

2 Sant Josep de Sa Talaia -- Ibiza


Por suerte el aluvión que llega a Ibiza en temporada en busca de marcha y diversión nocturna estará lejos por varios meses. La isla recupera su tranquilidad invernal, a lo sumo agitada por los vientos que cada tanto sacuden la placidez de sus pueblos.
En vez de dirigirse a los complejos de la coste este, se puede cambiar por la no tan desarrollada costa oeste. Allí se encuentra el 7Pines Resort, que abrió este verano con una magnética propuesta de relax de alta gama.
En el hermoso paisaje que se despliega se encuentra la isla de Es Vedra, que según La Odisea era donde vivían las sirenas que casi hunden la barca de Ulises.
Al momento de hacer senderismo, se recomienda llegar hasta la Cala Codolar, una pequeña cueva de aguas turquesas y una playa que, si el clima ayuda, sirve para relajarse

Rovinj, Croatia

1 Rovinj -- Croacia


No muy lejos de la masificada Dubrovnik, en la península de Istria, se encuentra el pueblo de Rovinj. En realidad esta fue una isla durante siglos, pero en 1763 una lengua de tierra la unió a la tierra.
Su arquitectura es un reflejo de la influencia de la República de Venecia en la costa del Adriático, con edificios de colores pastel y callejuelas angostas.
Unas de las mejores vistas se encuentra en el Hotel Monte Mulini, que cuenta con tres spa, cuatro piscinas y una excelente gastronomía.
El resto del tiempo, si el clima acompaña, se sugiere contratar una excursión en barco por el rosario de islas de la costa dálmata.